EN DEFENSA DEL PRINCIPIO DE LA SOLIDARIDAD

Destacado

Violentando flagrantemente normas internacionales y procedimientos legales, ––entre ellos, los acuerdos rubricados por el país en la Convención sobre los Estatutos de los Refugiados– el gobierno de Bolivia ha entregado a las autoridades italianas al perseguido político y ex dirigente revolucionario italiano Casare Battisti, en un operativo relámpago que nos advierte la reposición del Plan Cóndor en el siglo XXI.

De manera inexplicable –puesto que no tienen asidero las consideraciones hechas por el Ministro Carlos Romero sobre la supuesta irregular permanencia en el país por parte del detenido–, se ha procedido haciendo una lamentable concesión a la derecha fascista mundial. De esta forma vergonzosa, se pone en entredicho la inobjetable postura antiimperialista que caracterizó a nuestro proceso hasta antes de este funesto incidente.

El Movimiento Guevarista de Bolivia, en concordancia con los valores morales inculcados por el Che y sus soldados consecuentes del proceso de cambio, no puede menos que expresar su indignación por este proceder ya consumado. Pide al compañero Evo Morales esclarecer no sólo las responsabilidades materiales de un acto ilegal como es la entrega de un solicitante de refugio a su país de origen para ser detenido y juzgado por razones políticas, sino también identificar a quienes argumentaron a favor de esa medida que, sin duda, revela los rostros de quienes responden a los oscuros intereses de la derecha pro imperialista infiltrada en nuestro Proceso de Cambio.

 

Bolivia, 13 de enero de 2019

 

Dirección Nacional

MOVIMIENTO GUEVARISTA DE BOLIVIA

 

Anuncios

El “Gallego” Antonio Soto y los Comunistas en la Semana Trágica de la Argentina

Destacado

semana_tragica_1919_-_velorio_en_sindicato_metalurgico_alcorta_3483

7 de enero de 1919, la multitud agolpada ante el local sindical metalúrgico de Alcorta 3483, mientras se realizaba el velorio de las víctimas de la masacre

Escrito por Lois Pérez Leira

Antonio y Paco Soto trabajaban de metalúrgicos en Nueva Pompeya, en la zona sur de Buenos Aires. Hacía pocos meses que había triunfado la Revolución Rusa y ambos hermanos estaban entusiasmados con todo lo que sucedía en el país de los Soviet. En la Argentina gobernaba Hipólito Yrigoyen, al que la oligarquía presionaba para que ejerciera con mano dura ante los reclamos de los trabajadores.

En aquella barriada obrera de Nueva Pompeya estaban instalados los Talleres Metalúrgicos Pedro Vasena e Hijos, una de las empresas fabriles de mayor importancia en la Argentina, cuyo paquete accionario estaba mayoritariamente en manos de capitalistas británicos. Éstos se habían asociado con el industrial italo-argentino Pedro Vasena unos años antes.

Por la noche, al llegar a su casa, Antonio llevaba los periódicos obreros y allí, casi a diario, después de cenar, se suscitaban interesantes debates entre la madre y sus hijos sobre la situación política. María Concepción estaba al tanto de las ideas de sus dos hijos mayores, a tal punto que ella también simpatizaba con los ideales obreros.

Antonio traía ya desde Ferrol sus simpatías por las ideas socialistas. Cuando podía, se acercaba por el local que quedaba en Sáenz y Almafuerte y que frecuentaban militantes del ala izquierdista del partido. Con la ruptura de éste, comienza a vincularse con el recientemente fundado Partido Socialista Internacional, cuyos miembros, como él, simpatizaban con la Revolución Rusa. Entre sus compañeros de aquellos años estaba Albino Arguello, un año mayor que Soto y con quien compartía los mismos ideales. El Partido Socialista Internacional estaba dirigido, entre otros, por josé f. penelón, el chileno luis emilio recabarren, rodolfo schmidt, josé f. grosso, carlos pasceil, juan greco, juan ferliní, rodolfo ghioldi, aldo cantoní, emilio gonzález mellén, augusto khun, victorio codovilla, etc. también formó parte de la fundación del partido el sadense ramón suárez picallo.

El dirigente Florindo Moretti recordará en el libro Tiempo de Huelga su impresión sobre Soto:

Arguelles era un peón que cuando estaba en la Capital Federal trabajaba de albañil o de changador[1] en la zona de Parque Patricios y Nueva Pompeya. Él ha sido uno de los fundadores del PC en esas zonas junto a Pedro Chiarante. Conocí esporádicamente a Argüelles en uno de mis primeros viajes a Buenos Aires. Fue el mismo Chiarante quien me lo presentó. Me dio la impresión de que era un hombre sereno, reflexivo. Soto, en cambio, daba la impresión de tener mayor cultura; más lector de los trabajos sociales, había leído a Gorki.

Pedro Molina, cuñado de Soto, señalará:

Según los comentarios que siempre se hicieron en la familia, Antonio Soto había simpatizado con la Revolución Rusa. Por sus posiciones políticas, estaba mucho más cerca del comunismo que del anarquismo.

Las condiciones laborales en aquella gran empresa eran de enorme explotación. Los trabajadores realizaban jornadas de más de once horas. Por otro lado, las condiciones de vida en los alrededores de la empresa eran de gran precariedad: casas de latas, conventillos. En el verano sufrían el calor, que la chapa de cinc mantenía y aumentaba, y en el invierno el frió calaba hasta los huesos. En aquella empresa, una de las más grandes de la Argentina, trabajaban 2.500 trabajadores, donde se entremezclaban hombres del interior con muchos inmigrantes.

Semana Trágica

Las condiciones para que estallase el conflicto estaban dadas. La explotación era tremenda. Los trabajadores sentían que era posible enfrentarse a la patronal para exigir mejores condiciones laborales. Por otro lado, la reciente Revolución Rusa los alentaba para empezar la lucha. Sólo faltaba la chispa que encendiera el gran incendio o, mejor dicho, una auténtica revolución proletaria.

2 de diciembre de 1918

La empresa Vasena rechazó la solicitud de los delegados para que fueran incrementados los salarios y las condiciones laborales. Dicha empresa consideró en rebelión a sus trabajadores, los castigó con despidos y tomó nuevo personal en el lugar de éstos. El personal de la empresa se declaró en huelga el 2 de diciembre y exigió a la patronal la reducción de la jornada de trabajo de once a ocho horas, aumentos escalonados de jornales, la vigencia del descanso dominical, etc.

La empresa no cedió a las demandas obreras; por el contrario, endureció su posición despidiendo a los delegados y apelando a la Asociación del Trabajo, organización patronal cuyo fin declarado y público era el de romper los movimientos huelguísticos mediante la utilización de elementos desclasados. Esta organización parapolicial de los terratenientes estaba presidida por un hijo dilecto de la oligarquía, Joaquín de Anchorena, mientras que la Liga Patriótica Argentina estaba dirigida por el ultrarreaccionario Manuel Carlés.

Ambas entidades se dedicaban a la tarea de asaltar sindicatos y redacciones obreras, crear “sindicatos libres”, reclutar rompehuelgas, etc. La huelga y el enfrentamiento con la patronal se prolongaron durante todo el mes de diciembre.

4 de enero 1919

El gerente de Vasena solicitó al Ministro del Interior que le enviara refuerzos policiales. Aducía para tal pedido el argumento de que existía entre los huelguistas un estado de “abierta rebelión”. Ponía como ejemplo el hecho de que éstos habían cortado los cables eléctricos, interrumpido el aprovisionamiento de agua y lanzado ataques diarios contra los carros en los que la empresa traía los materiales a la fábrica desde un depósito externo.

5 de enero

Este día produjo una escaramuza entre varios huelguistas y una de las patrullas policiales que el gobierno había destacado para proteger el perímetro externo de la empresa. Un cabo resultó muerto.

6 de Enero

En el sepelio del cabo, el Jefe de Policía pronunció esta amenazadora arenga:

La situación por la que se atraviesa no debe alarmar al elemento sano: las fuerzas de esta capital son suficientes para restablecer la normalidad. Es necesario, sólo, la cooperación de los ciudadanos; por ineludible deber patriótico no interrumpir su actividad ordinaria, denunciar a los malos elementos, para que sufran la justa sanción que su inicua conducta los hace acreedores. ¡Argentina: no desmintáis la tradición de nuestros padres!
7 de enero

El día amanece caluroso. La temperatura estaba en aumento, así como también el ambiente político. Por la mañana, Antonio desayuna como de costumbre con algunos mates y las típicas galletas de grasa. Antes de salir para Pompeya, la madre le recomienda que se cuide. Al mediodía, los termómetros marcaban los 35 grados de temperatura.

Aquel día se produce un hecho que va a hacer estallar el conflicto: un convoy de chatas[2] (…) conducidas por rompehuelgas marchan nuevamente en busca de materias primas esenciales para el funcionamiento de la fábrica. La Asociación del Trabajo, además de haber contratado a los carreros, reclutándolos entre el elemento más desclasado del arrabal, había dispuesto una fuerte custodia de éstos mediante una difusa guardia de matones y policías.

A medida que la formación se adentraba en las barriadas obreras del sur porteño, los obreros huelguistas, acompañados por sus familias, intentaron detener pacíficamente a los crumiros[3]. La crónica publicada al día siguiente por La Nación, un órgano periodístico al que no se puede acusar de obrerista, recoge los hechos iniciales del Gran Incendio:

Al penetrar en el barrio obrero, los peones que iban en los carros del convoy eran a cada momento interpelados por los huelguistas. Hombres, mujeres y niños los seguían a pocos metros de distancia, los incitaban a abandonar el trabajo y les gritaban “carneros”[4]. Los huelguistas siguieron así hasta que los carros pasaron frente al destacamento policial, pero a medida que estos se iban alejando del destacamento y aproximándose a los talleres, crecía la indignación de los obreros.

El convoy siguió avanzando y entonces, tras los gritos de “carneros” que le propinaban estos hombres, mujeres y niños agobiados por el calor y por la injusticia, empezaron a caer sobre la anatomía de los rompehuelgas piedras y maderas.

Antonio y Paco fueron parte de aquellos obreros indignados que intentaron darle una lección a aquellos traidores a su clase que no hacían otra cosa que hacer fracasar la huelga. Ante esto, la policía que custodiaba las chatas cargó contra los huelguistas a sablazos y con armas de fuego. El saldo de esta desmesurada represión fue el de cuatro obreros muertos y más de treinta heridos, algunos de los cuales, debido a la gravedad de sus heridas, fallecieron poco después.

El Partido Socialista Internacional, en un comunicado señala:

…protesta enérgicamente contra la masacre realizada el martes en avenida Alcorta contra los obreros de Vasena. Solicita la solidaridad de todos los trabajadores con dichos obreros y hace augurios para su triunfo. Invita a la clase obrera a concurrir al sepelio de las víctimas…

El suceso conmovió a los obreros metalúrgicos porteños en particular, y en ese estado la Sociedad de Resistencia Metalúrgica (“Sociedad de Resistencia” era la usual denominación de los gremios en esa época) lanzó un paro general para todo el gremio. Los obreros marítimos, que en ese momento también estaban en huelga, apoyaron a sus compañeros metalúrgicos, al igual que sectores ferroviarios en conflicto salarial con las empresas extranjeras; también se solidarizaron los trabajadores del calzado, los municipales, los telegrafistas y los empleados postales.

8 de enero

Pese a esta reacción en cadena, tanto el gobierno como la prensa minimizaron en un principio los hechos del día 7. Aun la representación parlamentaria de izquierda reformista no tomaba cabal conciencia de la entidad de la represión y la aceleración que ésta impondría al conflicto social. Así, el 8 de enero, en la Cámara de Diputados, el socialista Nicolás Repetto propone que en el temario de las sesiones extraordinarias se incorpore el debate sobre los sucesos del día anterior, pronunciando esta alocución:

Un importante barrio de la ciudad ha sido teatro ayer, señor presidente, de un episodio sangriento que debe haber producido una impresión muy desagradable, dolorosa para todos los argentinos que se interesan en el progreso real de la cultura colectiva… Los conflictos sangrientos en las huelgas se deben principalmente a estas causas: primero, a la falta de serenidad por parte de la autoridad encargada de mantener el orden; segundo, a la falta de comprensión e impermeabilidad cerebral de algunos que se resisten obstinadamente a aceptar de una vez las buenas prácticas gremiales y obreras que ya están difundidas en el mundo todo; y por último, a la falta de serenidad de los obreros.

El parlamentario socialista es coherente con la postura de su partido. Aunque señala como grandes culpables de lo sucedido a la Empresa Vasena y a la policía, también los obreros son culpables “por su falta de serenidad”. El Partido Socialista Argentino es decididamente bernsteiniano y juega sus cartas a la evolución y la integración pacífica de la clase obrera mediante reformas sociales progresivas dentro del sistema capitalista, antes que a la lucha de clases. Si esa es la postura del bloque de izquierda en la Cámara de Diputados, se puede entender por qué los representantes del centro y la derecha (radicales y conservadores) terminen negando el quórum necesario para que la sesión avance en busca de una solución que imponga leyes de urgencia a un incendio que amenaza con extenderse fuera de toda previsión. La sesión es levantada en la madrugada del día 9 de enero, la jornada que marcará un hito en la historia argentina moderna. Aquel día de enero, en talleres y fábricas, en calles, plazas o lugares públicos de los barrios proletarios, se suceden asambleas convocadas por los “Sindicatos de Resistencia” de los distintos oficios, adheridos o no a algunas de los dos agrupamientos en que se encuentra dividida desde 1915 la Federación Obrera Regional Argentina (FORA): el sector anarquista nucleado en la FORA del V Congreso, y el sector sindicalista que conduce la FORA del IX Congreso.

9 de Enero

 

El jueves tanto la ciudad de Buenos Aires como la vecina Avellaneda vieron recorrer sus calles por piquetes de huelguistas que garantizaban la efectividad del paro. Incitaban a los trabajadores que se encontraban cumpliendo tareas a que las abandonaran. En el caso de los empleados de comercio, fue una mezcla de coerción y convicción lo que los hizo desertar de tiendas y mostradores. Al mediodía, los negocios habían cerrado sus puertas. A esa misma hora, tras ser atacados algunos tranvías, los transportes dejaron de funcionar. Buenos Aires se había quedado paralizada. La huelga general alcanzaba una proporción de acatamiento nunca vista en la historia reivindicativa del movimiento obrero.

Desde horas de la mañana, los huelguistas habían rodeado los Talleres Metalúrgicos Vasena. Dentro de la planta, directivos de la empresa negociaban con delegados de la FORA del IX Congreso la posibilidad de establecer las condiciones que pusieran fin al conflicto. Inquietantemente, también participan en la reunión miembros de la Asociación del Trabajo, a la cual habían concurrido con un ejército de matones a sueldo que, pertrechados con armas largas, se habían posicionado estratégicamente en los techos de la fábrica. La tensión dentro y fuera del establecimiento fabril era evidente.

Mientras tanto, a las tres de la tarde comenzó a marchar el cortejo fúnebre que acompañaba hasta el cementerio de la Chacarita los restos de los trabajadores caídos el día 7. Miles de personas de la clase obrera, sin distinción de edad ni de sexo, integraban la mortuoria procesión. Al pasar cerca de la empresa Vasena ocurrió la primera agresión a la columna: los matones de la Asociación del Trabajo hicieron fuego contra ella desde la azotea. El grueso continuó su marcha hacia la avenida Corrientes para dirigirse por ésta hacia la necrópolis, mientras que algunos grupos se desprendían y, uniéndose a los sitiadores, intentaban incendiar las instalaciones de la empresa embistiendo los portones con carros de basura a los que habían prendido fuego. Los obreros tenían grupos de autodefensa pero estaban en inferioridad de condiciones con relación a policías y bomberos. Cada vez que el cortejo pasaba frente a una armería, un pequeño grupo se desprendía y tomaba por asalto el comercio para apropiarse de revólveres, carabinas, cuchillos y municiones. Al llegar la columna a Yatay y Corrientes, una parte de la manifestación penetró en el convento del Sagrado Corazón de Jesús gritando consignas anticlericales. Fueron recibidos a balazos por policías y bomberos que estaban dentro y que mataron a varios manifestantes.

Reiniciada la marcha, se produjo un nuevo tiroteo al pasar frente a la comisaría 21. Finalmente, hacia las cinco de la tarde el cortejo llegó al cementerio de la Chacarita. Este es el lugar y el momento en que se produce la gran matanza. Mientras hacía uso de la palabra un delegado de la FORA del IX Congreso, los trabajadores fueron atacados por la policía y los bomberos que se habían atrincherado en los murallones. Las balas partían de todas partes. Fue una masacre. La prensa burguesa registró doce muertos, dos de ellos mujeres; los periódicos obreros elevaron la suma a cincuenta víctimas fatales.

La represión enfureció a los trabajadores y potenció su combatividad. Grupos de huelguistas que retornaban del cementerio atacaron a cuanto policía o bombero se les cruzaba por el camino. Hubo tiroteos en casi todos los barrios, e incluso fueron atacados a balazos los trenes que partían de las terminales ferroviarias de Retiro y Constitución.

Frente a la fábrica Vasena, una vez conocida por los sitiadores la masacre perpetrada en el cementerio, éstos, ardiendo de odio y venganza, comenzaron a disparar contra los matones apostados en los techos. Entonces, la policía atacó con armas largas y ametralladoras a los huelguistas. Lejos de dispersarse, los obreros resistieron y sólo la llegada de un destacamento del ejército logró ahuyentarlos.

Al caer la noche, la ciudad estaba en manos de los trabajadores y en completa oscuridad, ya que una de las tareas que fervorosamente cumplieron en ese anochecer los chicos proletarios, con la alegría inconsciente propia de su edad, fue la de, a gomerazo[5] limpio, no dejar farol de alumbrado en condiciones de iluminar. La policía, desbordada por los acontecimientos, se replegó en las comisarías en completa confusión y temor. En las seccionales policiales de la Boca y Barracas los uniformados entraban en pánico cuando algún pibe se acercaba a apedrear las lámparas que iluminaban el entorno de las comisarías y luego, a la carrera, se perdía por los pasillos de los conventillos cercanos.

Parecía que la tan esperada revolución estaba a la vuelta de la esquina. Así parecieron creerlo los anarquistas cuando en la madrugada del día 10 emitieron la siguiente declaración:

Reunido este Consejo con representantes de todas las sociedades federadas y autónomas, resuelve: proseguir el movimiento huelguístico como acto de protesta contra los crímenes del Estado, consumados en día de ayer y anteayer; fijar un verdadero objetivo al movimiento, el cual era pedir la excarcelación de todos los presos por cuestiones sociales; conseguir la libertad de (Simón) Radowitzky y (Apolinario) Barrera, que en estos momentos puede hacerse, ya que Radowitzky es el vengador de los caídos en la masacre de 1909; y sintetizar una aspiración superior. (…) En consecuencia, la huelga sigue por tiempo indeterminado. A las iras populares no es posible ponerles plazo: hacerlo es traicionar al pueblo que lucha. Se hace un llamamiento a la acción.

Reivindicaos, proletarios. ¡Viva la huelga general revolucionaria!

El Consejo General. Manifiesto FORA del V Congreso.

Esta declaración derramaba optimismo y reflejaba de modo prístino las irrealidades a las que eran tan propensos en caer los comunistas libertarios. Sus rivales sindicalistas hacían una lectura más adecuada y real de los hechos que se estaban viviendo.

La noche del 9 al 10 de enero la ciudad de Buenos Aires escapó al control del Estado y se registraron ataques a sus representantes, si bien lo cierto es que estas operaciones fueron realizadas exclusivamente por grupos restringidos. La masa obrera que había participado en el cortejo fúnebre seguía dispuesta a continuar con la huelga, pero se mostraba renuente a aceptar el “llamamiento a la acción” que le efectuaba la central obrera anarquista. Los ataques a las patrullas policiales y luego a los efectivos del ejército tendrán a partir del día 10 como protagonistas esenciales a esos grupos selectos antes que a grandes masas que dominan las calles a fuerza de número, como sí había ocurrido el día 9. Los obreros, en líneas generales, mirarán con simpatía a estos grupos de acción directa pero no sabrán (o no querrán) participar en escaramuzas y combates contra las fuerzas de represión.

10 de Enero:

En la mañana del día 10, la ciudad de Buenos Aires aparecía cubierta por un ominoso silencio en sus zonas céntricas y en los barrios privilegiados, mientras que en las barriadas proletarias hombres, mujeres y niños iban y venían en evidente estado de agitación, cumpliendo y haciendo cumplir el paro de actividades. La huelga por tiempo indeterminado declarada por los anarquistas sumaba ahora también ese carácter sin término de finalización a la declarada por la FORA del IX Congreso, medida ésta dispuesta en la madrugada por los sindicalistas en repudio a la represión y la matanza de obreros de la víspera, y a la persistencia en su negativa de los directivos de la empresa Vasena de acceder al pliego de condiciones.

También se sumó a la huelga el gremio más poderoso del país, la Federación Obrera Ferroviaria, que agrupaba a la mayoría de los trabajadores del riel. De tendencia sindicalista con fuerte presencia socialista, su adhesión paralizaba el transporte a lo largo y ancho de la República, lo que constituía un factor más de alarma para el gobierno.

La situación era realmente complicada para el Poder Ejecutivo. Desde la noche anterior, las calles habían quedado en poder de los obreros, quienes dispusieron que los únicos vehículos autorizados para circular deberían estar identificados con la sigla de la FORA pintada en una bandera roja. Los canillitas[6] voceaban solamente los dos periódicos proletarios más importantes: La Protesta (anarquista) y La Vanguardia (socialista). Grupos de trabajadores recorrían las panaderías fijando los precios máximos y confiscando la mercancía donde encontraban resistencia. En los barrios obreros, señala un cronista, se improvisaban mítines para dar rienda suelta a la verba revolucionariaParecía, comenta otro, que todo el mundo aguardaba la producción de algo que debía suceder.

A lo largo de la mañana de ese 10 de enero, nuevas malas noticias llegaban a la Casa Rosada. La huelga se había extendido a las principales ciudades argentinas y a las zonas rurales del sur de la provincia de Santa Fe, este de la de Córdoba y el centro-norte bonaerense, y se transformaba en internacional al solidarizarse el movimiento obrero uruguayo que protagoniza, en una paralizada Montevideo, violentas escaramuzas contra la policía oriental.

Pero, mientras tanto, se iba concentrando un formidable aparato represivo. A las fuerzas policiales del escuadrón de seguridad y los bomberos armados se habían sumado ya las tropas de la 1ª y 11ª División del Ejército, y en Dársena Norte atracaban los acorazados Belgrano y Garibaldi y desembarcaba marinería en alerta de zafarrancho de combate. Dellepiane contó pronto con más de diez mil hombres perfectamente equipados y una reserva de otros tantos efectivos listos para actuar como tropas de apoyo y recambio.

Cuando aparecieron las primeras patrullas por las calles céntricas, fueron recibidas con vítores y aplausos. No ocurría lo mismos en los barrios obreros:

Se nos hacía fuego desde varios lugares a la vez -recuerda un inspector de policía destacado en la Boca-, desde lo alto de las azoteas, por las ventanas abiertas de las casas de madera, y aún desde los zaguanes. Pensé que la revolución, que habíamos adjudicado a un sector circunstancial de la población, tomaba las graves proporciones de una insurrección armada de todo el pueblo.

Por todas partes se levantaban barricadas con adoquines arrancados de la calle, tranvías y carros volcados, y otros elementos. Sus ocupantes las defendían tenazmente, y cuando después de violentos combates eran desalojados por las tropas, se refugiaban en otras para reanudar la lucha desde allí.

Muchas calles se convirtieron en verdaderos campos de batalla, pero las tropas se imponían y comenzaban a practicar numerosas detenciones; para liberar a sus compañeros, células anarquistas se lanzaron al asalto de las comisarías.

Una excepción a los ataques de pequeños grupos a las seccionales policiales lo constituyó hacia las tres de la tarde el asedio a la comisaría 9ª por parte de medio millar de obreros, con el objetivo de liberar a los presos. Fallaron en su intento al ser repelidos desde el interior del local con nutrido fuego de armas largas, lo cual produjo varios muertos y el desalojo de los trabajadores. Sin embargo, no todos los declarados ataques a comisarías fueron reales: el pánico policial, agravado por la constante tensión, la falta de sueño y los alarmantes rumores, generó en las fuerzas estatales de represión una notable psicosis que los hizo protagonizar numerosos incidentes. Ante la más mínima sospecha de peligro, los comisarios seccionales ordenaban abrir fuego a diestra y siniestra, aterrorizando a los vecinos y contribuyendo a la confusión general. El caso más grave ocurrió ya entrada la noche en el Departamento Central de Policía, convertido en cuartel general de las fuerzas represivas. Con el marco de una completa oscuridad, sus ocupantes se balearon entre sí y acribillaron las viviendas circundantes durante más de media hora, hasta que llegó el general Dellepiane y logró poner fin al caos desatado. Algo parecido ocurrió en el Correo Central, y ambos “asaltos” fueron publicitados como pruebas de la peligrosidad del movimiento huelguístico y de su intención de tomar el poder.

A última hora de esa agitada jornada, las fuerzas estatales de represión comenzaron muy lentamente a dominar la situación, lo que dio cierto alivio al Gobierno. Éste, por su parte, desde temprano trataba apresuradamente de encontrar un camino de acuerdo con los sectores menos recalcitrantes del movimiento obrero, y se ofrecía a mediar de manera compulsiva para resolver el problema inicial que había desatado el caos que se estaba viviendo.

Es en ese sentido en el que se entiende la forma intempestiva en que a mediodía del día 10 es conducido a la Casa Rosada el empresario Alfredo Vasena, quien desde el fallecimiento de su padre Pedro en 1916 era el principal directivo de la conflictiva empresa metalúrgica. Acompañado por el embajador inglés, se presenta ante un Hipólito Yrigoyen que lo conmina a acceder a las reivindicaciones de sus obreros. El presidente le manifiesta que esto era una necesidad imperiosa no solo para el gobierno, sino para la propia clase capitalista, que veía azorada cómo un pequeño conflicto había desembocado, a partir de la intransigencia patronal, en una huelga revolucionaria con formas embrionarias de lucha armada que estaba poniendo en peligro al sistema en su conjunto. Presionado, Vasena accedió a las demandas.

Entre tanto, los dirigentes de la FORA del IX Congreso realizaban consultas con delegados de algunos gremios, y resolvían reducir al mínimo las condiciones para el levantamiento de la huelga: aceptación de la demanda de los obreros de Vasena, liberación de los presos sociales y prescindencia del gobierno en el conflicto que sostenían los marítimos. Una comisión transmitió esas condiciones al Jefe de Policía, Elpidio González. A primera hora de la tarde fueron recibidos en la Casa Rosada. Yrigoyen les comunicó el acuerdo al que minutos antes se había comprometido Vasena.

En virtud de ello, hacia las 21 horas la asamblea de delegados de la FORA del IX Congreso, convocada de urgencia, resolvió levantar la huelga general. Sin embargo, algunos trabajadores se mostraban renuentes a cesar la lucha. Muchos consideraban que no había que levantar la huelga a cambio de tan ínfimas concesiones en momentos en que ésta estaba en su apogeo y mientras se sufría una sangrienta represión. Incluso aquellos que se adherían al sindicalismo acusaban a los dirigentes gremiales de esta corriente de traición, negándoles potestad para liquidar un movimiento que no habían iniciado.

A partir de las 22 horas, pequeños grupos armados se acercaban a las comisarías protegidos por la oscuridad circundante e intentaban su asalto, lo que producía largos tiroteos en donde los grupos atacantes llevaban la peor parte. Destacamentos del ejército fuertemente pertrechados hacían un llamamiento para que la misma unión mantenida durante el grandioso movimiento sea mantenida al volver al trabajo. En igual sentido se manifestaban los partidos de izquierda: Socialista, Socialista Argentino (una escisión del primero originado en 1915 por una disidencia de Alfredo Palacios con la conducción justista) y Socialista Internacional (que poco tiempo después cambiaría su nombre por el de Partido Comunista). Este último partido distribuye un manifiesto que señala:

Frente a la huelga general, el Comité Ejecutivo exige al gobierno: retirar las fuerzas armadas del ejército y de la policía de los lugares públicos, terminar con las represalias contra los obreros, apoyar la proposición de la FORA y terminar la huelga mediante la admisión de todos los obreros despedidos y la libertad de todos los presos por causas sociales. ¡Basta de sangre!

De una crónica callejera, publicada en un boletín de La Protesta tomamos estos apuntes del primer día de paro:

El pueblo está para la Revolución. Lo ha demostrado ayer al hacer causa común con los huelguistas de los talleres Vasena. El trabajo se paralizó en la ciudad y barrios suburbanos. Ni un solo proletario traicionó la causa de sus hermanos de dolor. Entre los diversos incidentes desarrollados en la tarde de ayer, citamos los que siguen: el auto del jefe policial fue incendiando en San Juan y 24 de noviembre. Los talleres Vasena fueron incendiados por la muchedumbre. En la manifestación a la Chacarita, fue desarmado un oficial de policía. En San Juan y Matheu fue asaltada y desvalijada una armería. En Prudán y Cochabamba se levantó una barricada con carros y tranvías volcados, en la que quince marinos ayudaron a los obreros. En Boedo y Carlos Calvo fue asaltada otra armería. Las estaciones del Anglo, Caridad, Central y Jorge Newvery se paralizaron por completo. En Córdoba y Salguero, los huelguistas volcaron un tranvía, otro en Boedo e Independencia, y en Rioja y Belgrano otro. Hay otra infinidad de tranvías abandonados en medio de las calles, y las calles en los barrios de Rioja y San Juan se atestaron de gente del pueblo. Doscientos mil obreros y obreras acompañaron el cortejo fúnebre con demostraciones hostiles al gobierno y a la policía. Las manifestaciones obligaron a las ambulancias de la asistencia pública a llevar banderita roja, y se impidió que se llevara en una de ellas a una agente policial herido. En la calle Corrientes, entre Yatay y Lambaré, a las cuatro de la tarde, quemaron completamente dos coches de la compañía Lacroze. Se arrojaron los cables al suelo. Aquí también un soldado colaboró con el pueblo después de tirar la chaquetilla. En la esquina de Corrientes y Río de Janeiro se intercambiaron varios tiros entre los bomberos y el pueblo, y se logró ponerlos en fuga; se refugiaron en la estación Lacroze, Corrientes y Medrano. Por la calle Rivadavia el pueblo marcha armado con revólveres, escopetas y máuseres. En Cochabamba y Rioja fue volcada una chata cargada de mercancía y repartida entre el pueblo. En las calles San Juan y 24 de Noviembre, un grupo de obreros atajó e incendió el automóvil del comisario de la sección 20. Todas las puertas del comercio están cerradas. Los ánimos se encuentran excitadísimos. En Rioja y Cochabamba un oficial de policía, en un tumulto, recibió una puñalada bastante grave. Estalló un petardo en el subterráneo de la estación 11, con lo que el tráfico quedó interrumpido completamente. Un automóvil de bomberos fue incendiado en la calle San Juan. Los bomberos entregaron las armas a los obreros sin ninguna resistencia. La policía tira con balas dum-dum. Buenos Aires se ha convertido en un campo de batalla. Sigue el cortejo fúnebre rumbo a la Chacarita. Los incidentes se repiten con harta frecuencia.
11 de enero

El gobierno dio a conocer por todos los medios de prensa el acuerdo alcanzado el día anterior con la FORA del IX Congreso y con la empresa Vasena. Como resultado de éste, esta última recolocaría en sus puestos de trabajo a todos los trabajadores despedidos a la vez que otorgaría un sustancial aumento de sueldo e implementaría la jornada de 8 horas, eliminando el trabajo a destajo.

El poder Ejecutivo Nacional, por su parte, se comprometía a liberar a los presos políticos y gremiales (con la notoria y expresa excepción de Simón Radowitzky y Apolinario Barrera) y a no emplear el uso de la fuerza en el conflicto de los trabajadores marítimos. Conseguidos en apariencia ambos objetivos, la FORA sindicalista había resuelto dar por terminada la huelga general. Pero la huelga seguía. Sólo retornaron en esa jornada al trabajo determinados sectores de asalariados: los obreros de los frigoríficos, en su gran mayoría centroeuropeos recientemente llegados al país o criollos provenientes de la profunda Argentina mestiza, ambos sin gran conciencia de clase; y los empleados de comercio, un gremio de “cuello blanco” integrado por sectores que se identificaban, pese a la explotación que sufrían, con los usos y costumbres de la clase media, y que se habían adherido a la huelga general más por temor que por convicción.

Estos retornos al trabajo de esos puntuales sectores no impedían que nuevos sindicatos en toda la geografía de la República se sumaran a la medida de fuerza, en contra de lo resuelto por la FORA del IX Congreso. También seguían en huelga, aunque por motivos particulares, los marítimos y los ferroviarios, a los que se sumaron los tranviarios, que obtuvieron la solidaridad de carreros y chóferes. La circulación continuaba entonces paralizada, lo que dificultaba la reanudación de otras actividades. Se agravaban los problemas de abastecimiento de productos básicos, ya que no llegaba leche, verduras ni hortalizas; tampoco se faenaba carne y frente a las panaderías se formaban largas colas. En las desoladas calles, la basura seguía sin ser recogida, lo que provocaba, gracias a las altas temperaturas, un hedor insoportable. Los tiroteos, mientras tanto, no cesaban, y los allanamientos[7] de locales y domicilios provocaban frecuentes enfrentamientos entre obreros y policías en los que los primeros, cada vez con mayor frecuencia, llevaban la peor parte.

Hacia el día 11 se torna evidente que el sector sindicalista ha sido sobrepasado por las masas, que no acatan su orden de levantar el paro. Pero, al mismo tiempo, la huelga está llegando a un cénit que es paradójicamente su límite. Cuanto más descontrol dimana de la praxis huelguística, más circunscriptos a su propia clase social quedan los huelguistas. Si al comienzo del conflicto en los Talleres Vasena, y hasta el entierro de las víctimas obreras del enfrentamiento ocurrido el 7 de enero con los crumiros y matones de la Asociación del Trabajo, realizado el día 9, algunos sectores de la pequeña burguesía vieron con simpatía la lucha de los trabajadores, a partir de lo acontecido en esa última jornada y en las subsiguientes, esa mirada desapareció dando lugar a una sensación de terror frente a una inminente “revolución social”. La clase media estaba convencida de que los anarquistas acabarían con las libertades individuales y con el derecho de propiedad. Así se entiende el aplauso generalizado de la pequeña burguesía a las tropas de Dellepiane que venían a restaurar el orden.

 

12 de enero

A partir del 12 también disminuyó notablemente el número de enfrentamientos entre las fuerzas de represión y los huelguistas. Estos estaban a la retirada y ahora sufrían de manera asimétrica la persecución de fuerzas policiales que no dudaban en disparar “preventivamente” ante cualquier esbozo, real o supuesto, de trabajadores reunidos con fines combativos en la vía pública. Las razzias “patrióticas” que mantenían el terror blanco en los barrios obreros contribuían a la perduración del ambiente de violencia. A todo esto, el gobierno no cumplía con su promesa de liberar a los presos y una delegación de la FORA del IX Congreso se entrevistó con Yrigoyen para reclamarlo. El gobierno comenzó a ordenar liberaciones a partir del día 16, pero éstas se producían por resolución del Poder Ejecutivo Nacional, de modo que si el encarcelado era extranjero era deportado, por aplicación de la Ley de Residencia; y si era argentino con antecedentes prontuariales, quedaba en la cárcel a disposición de la justicia ordinaria.

Victoria proletaria

A mediados de mes, la Semana Trágica había terminado. El precio de la victoria fue muy elevado: 800 muertos, 4.000 heridos y millares de presos. El intelectual anarquista Diego Abad de Santillán establece en 20.000 los encarcelados en la ciudad de Buenos Aires y 30.000 más en el resto de la República.

Tras el triunfo proletario comenzaron las detenciones masivas sobre muchos trabajadores. La policía, con el apoyo de las organizaciones parapoliciales, organizaba grandes redadas en sus propios barrios. Pasaron por la amarga experiencia de la detención y la tortura no sólo los anarquistas que se habían constituido en el blanco predilecto de la represión, sino también sindicalistas y militantes de partidos de izquierda.

Tanto Soto como su hermano Paco tienen que escapar de la barbarie de las hordas fascistas, que asolaban los barrios obreros.

Mi cuñado y su hermano Paco –nos cuenta Pedro Molina, cuñado de Soto– tuvieron que esconderse en un tanque de agua que estaba vacío, para evitar que fueran detenidos y asesinados. Los grupos de la Liga Patriótica los estaban buscando para vengarse de su participación en la Semana Trágica. Después de algunos días de ocultamiento, Antonio junto al PC  deciden que tiene  que trasladarse el sur patagónico, hasta que pasara el terror establecido.

Es así como Antonio Soto se embarca rumbo al sur argentino, enviado por el Partido Comunista a reforzar las labores sindicales en Rio Gallegos. Meses después lo veremos al propio Antonio Soto dirigiendo las históricas huelgas de la Patagonia Roja.

En un informe enviado por José Penelón a la Tercera Internacional señala:

“En la huelga de los peones rurales de Santa Cruz (1921), no sólo, el Partido Socialista Internacional, cumplió con su deber, sino que, con su campaña periodística primero, y con su agitación pública contra el gobierno después, ha obligado a las dos Federaciones: (F.O.R.A. Quinto Congreso y F.O.R.A. IX Congreso, anarquista y sindicalista, respectivamente) a ocuparse del asunto, sin lograr, sin embargo, que éstas hicieran más que tomar simples declaraciones.

En la dirección de ese movimiento, había afiliados al P.S.I.; el Comité Ejecutivo contribuyó con recursos materiales de importancia a salvar de la reacción capitalista al líder más conocido de esa huelga –afiliado al partido- cuya cabeza había sido puesta a precio por los capitalistas de esa región; el C.E. hizo, con motivo de esos hechos una de las más importantes agitaciones, en la que tomaron parte algunos deportados, expresando la simpatía que les merecía la actitud del partido en esa emergencia, entre los que había algunos de tendencias anarquistas y sindicalistas y la mayoría, no eran comunistas. La agitación del P.C. mereció los honores de ser obstaculizada por la policía, a pesar de lo que continuó durante un tiempo bastante prolongado, con enorme cantidad de manifestaciones apoyando a los peones rurales, que se hicieron acá en Bs. As., y fueron salvajemente reprimidas por la policía”.

Extraído de la Biblioteca del Congreso de la Nación, División Microfilm, año 1997. ARCHIVOS SECRETOS DESCLASIFICADOS DE LA III INTERNACIONAL.

Después de los sucesos trágicos, el periódico comunista La Internacional informará sobre la situación de Antonio Soto, donde claramente señala su pertenencia partidaria:

“Hablando con el compañero Soto aquí en la prensa burguesa lo daba por prisionero. “La Internacional”, entrevistándose con distintos trabajadores del  Sur hará revelaciones importantes un… de historia. La organización en las frías y ahora rojas regiones patagónicas. El campo de batalla.

Se hallan en Buenos Aires una cantidad de camaradas que han tomado participación directa en los sucesos del sur, y que han sido traídos a esta capital en calidad de deportados. Ellos nos han facilitado datos que, hoy reunidos, damos a la publicidad dada la importancia de los mismos.

Además, hace pocos días hemos tenido oportunidad de conversar extensamente con el compañero Antonio Soto, conocido ya por nuestros lectores por el reportaje que le hicimos con motivo del conflicto anterior. Soto estuvo entre nosotros a comienzos del año pasado; traía entonces la delegación del Sindicato de Gallegos ante el Congreso de la Plata, representación que, por los términos en que se le había conferido, lo obligaba a sostener en dicho Congreso la adhesión incondicional a la Internacional Sindical Roja. Cuando él retornaba a Gallegos, llevaba consigo todos los elementos necesarios para la propaganda comunista y para la creación de una agrupación de nuestro partido en aquel lugar. Y, efectivamente, ni bien había llegado inició los trabajos respectivos; pero las exigencias de la lucha sindical, que día a día acentuaban su carácter de lucha, le absorbieron el tiempo. Más aún: se disponía ya a una gira de propaganda sindical cuando los acontecimientos, que luego se desarrollaron en forma trágica, precipitaron las cosas, de tal manera que hubo necesariamente que suspenderla. Las declaraciones realmente sensacionales que nos ha hecho Soto tienen importancia especial, puesto que él ha sido unos de los que más participación activa han tomado en los acontecimientos. Son palabras no solo de un testigo ocular, sino las de un actor de suma responsabilidad. La burguesía del Sur tanto “estima” las cualidades de nuestro compañero que en Puntarenas valorizó su cabeza en 100.000 pesos. Soto, que se halla en uno de los países vecinos a la Argentina, está pronto a facilitarnos aún todos los por menores necesarios.”

Miércoles 22 de marzo de 1922. La Internacional órgano Central del Partido Comunista de la Argentina.

 

[1] Persona que se encarga de transportas equipajes.

[2] Tipo de vehículo.

[3] Trabajador que no acata la huelga dispuesta por el sindicato.

[4] Esquirol. Trabajador que no se adhiere a una huelga.

[5] Lanzamiento hecho con un tirachinas.

[6] Vendedor callejero de periódicos

[7] Registro policial de un domicilio.

 

NO PUDIERON NI PODRÁN

Destacado

fsln
Escrito por Carlos Fonseca Terán
Ante el estrepitoso fracaso de su intento de golpe de Estado, los dirigentes de la derecha nicaragüense se preguntan angustiados: ¿Qué fue lo que hicimos mal? Y acto seguido vienen las recriminaciones entre ellos, actitud típica del derrotado. Pero quiero ser franco y decirles la verdad, porque sé que no les servirá de nada: Todo lo hicieron como tenían que hacerlo, pero tienen un problema que nunca superarán: No conocen al sandinismo. Y ese problema no lo superarán, porque para conocer al sandinismo tendrían que comprender nuestros valores, nuestra actitud ante la vida y en consecuencia, nuestro comportamiento, y eso sólo es posible hacerlo identificándose con esos valores, esa actitud y esa conducta.
Podrá decirse que cómo no nos van a conocer, si en las filas de la derecha hay connotados ex dirigentes sandinistas traidores. Pero la misma razón que hace imposible a la derecha de siempre conocernos, hace imposible a los traidores comprender lo que sucede a su alrededor y en especial, predecir los actos de aquellos con quienes antes compartieron una misma causa, porque por alguna extraña y afortunada razón, la traición afecta la lucidez y el discernimiento. Dora María Téllez y Julio López son la muestra más elocuente de este interesante fenómeno.
Al fracasar dentro de Nicaragua, la derecha pretende aprovechar su poderío mundial, es decir el poderío del imperialismo y sobre todo, del imperialismo norteamericano, para atacarnos desde ahí, pero resulta que los nicaragüenses casualmente, tenemos el honor de estar en el exclusivo club de quienes hemos derrotado al imperialismo una y otra vez a lo largo de la historia. Además la oposición antisandinista, al no poder (ni querer en su mayoría) ocultar que hace causa común con el imperialismo, pierde sus posibilidades de disfrazarse de revolucionaria, empeño en el aras del cual han explotado la presencia de los traidores en sus filas, que por su trayectoria anterior al triunfo revolucionario y por sus altos cargos en el gobierno sandinista de los años ochenta, son conocidos en el mundo, en algunos casos incluso, como referentes políticos o culturales de nuestra Revolución.
A la derecha golpista no le queda más que aplaudir las sanciones de Estados Unidos contra nuestro país y sus presiones a través de la OEA, bien llamada por alguien (creo que fue Raúl Roa, el Canciller cubano de los años sesenta) el Ministerio de Colonias del imperialismo norteamericano. ¿Pero qué pueden hacer el imperialismo y sus secuaces contra Nicaragua y su Revolución, a la que en los años ochenta se le hizo una guerra que costó 40,000 muertos, con bloqueo económico y amenazas de todo tipo, a pesar de lo cual la Revolución sobrevivió y aquí estamos, cuarenta años después, desafiando el poderío imperialista? ¿Qué puede hacer el imperialismo a un movimiento revolucionario como el sandinismo, que nació precisamente de una guerra antimperialista en la que obtuvo uno de los más sorprendentes triunfos en la historia contra las tropas interventoras norteamericanas, y que después logró el único triunfo de una Revolución por la lucha armada en América Latina, después del triunfo revolucionario cubano?
Los voceros oficiosos de la derecha pretenden vender la imagen de un país en caos, donde reina el terror y se encarcela a la gente por ejercer su derecho a la protesta. Este empeño tiene ciertas posibilidades a nivel internacional, pero no a nivel nacional, porque la gente ve con sus propios ojos lo que está pasando, y toda la gente que anduvo en los actos de la oposición en el momento de la crisis creada por la derecha golpista, en medio de aquella obscena manipulación mediática que aún no cesa (aunque sin obtener el resultado de entonces) ven y escuchan a los medios de la derecha decir que los presos están ahí por haber protestado, lo cual es evidentemente absurdo, ya que muchos de aquellos a quienes se pretende vender esa falsedad son personas que ejercieron su derecho a la protesta y ahora andan libres y tranquilos sin que nadie los moleste, incluso algunos que anduvieron en tranques y cometiendo una que otra fechoría.
Hasta hay algunos hijitos de papá que no pasaron de ir a tirar morteros a la rotonda Jean Paul Genie, adonde iban sus familiares con niños incluidos, a protestar sin que nadie los agrediera ni se metiera con ellos, y que hoy andan diciendo como gran cosa, que anduvieron en los tranques enfrentándose a la Policía y los así llamados por ellos, “paramilitares”, que en realidad y lejos de serlo, son parte de la institución policial y no grupos al margen de ella, como sí lo son los grupos criminales de ultraderecha que operan en países con gobiernos proimperialistas, como Colombia, de donde vino un día de estos una periodista a escandalizarse por la presencia policial en los alrededores de una actividad a la que ella fue invitada, procedente de un país en el que desde hace décadas se asesina a centenares de sindicalistas y luchadores sociales cada año, lo que no es motivo de protesta de su parte ni de la de muchos de sus colegas “democráticos” de allá ni de aquí.
También está el caso de los supuestos “asilados políticos”, que se ha convertido en un verdadero negocio. Sin embargo, la campaña internacional de la derecha golpista y el imperialismo norteamericano contra la Revolución Sandinista también está destinada al fracaso, porque podrán en algún momento reclutar gobiernos sumisos, sapos del imperio y de las oligarquías criollas, como lo fueron los gobiernos neoliberales dirigidos o apoyados por quienes hoy nos atacan, e incluso podría suceder que reclutaran de vez en cuando a algún que otro nuevo traidor que tal vez aparezca por ahí, sin que por ello olvidemos lo dicho por Sandino, de que “los tímidos y los vacilantes, por el carácter que toma la lucha nos abandonan, (porque) sólo los obreros y campesinos irán hasta el fin; sólo su fuerza organizada logrará el triunfo”; pero ese empeño del imperialismo y la derecha en reclutar gobiernos y traidores se estrellará como se estrelló su intento golpista, contra la moral sandinista, la mística revolucionaria de nuestra militancia, contra la fuerza ahora más organizada que nunca, del pueblo nicaragüense dispuesto a defender la paz, la patria y la Revolución que tanta lucha han costado, y los enemigos de la humanidad con sus peleles jamás podrán sumar a su causa a los pueblos de América Latina y el mundo, que en su mayoría ciertamente, hoy no están representados por sus gobiernos, pero que con toda seguridad lo estarán mañana, y que sí están representados por nuestros partidos hermanos, que de manera unánime en el Foro de Sao Paulo se han solidarizado una y otra vez con nuestro país, en defensa de nuestro gobierno y nuestra Revolución, y en repudio al fallido golpe de Estado orquestado por el imperialismo y sus testaferros locales.
Por eso y por muchas cosas más, como decía el Comandante Tomás Borge, “primero se morirán de nostalgia, pero EL PASADO NO VOLVERÁ”, y por todo esto decimos, con la moral más en alto que nunca: NO PUDIERON NI PODRÁN.
#NoPudieronNiPodrán #LosVenceremosAmor #NoPasarán #PLOMO19 #AquíNicaraguaLibre #AquíNoSeRindeNadie

Movimiento Continental Bolivariano, ante el fallecimiento del Camarada Jorge Beinstein

Destacado

jb

Honor y Gloria al camarada Jorge Beinstein

El movimiento Continental Bolivariano, (MCB) lamenta profundamente el fallecimiento del internacionalista e intelectual argentino, miembro de la Presidencia Colectiva de nuestra organización, Jorge Beinstein.

El camarada Beinstein, se integró a las filas del MCB con un profundo sentimiento de solidaridad con las luchas de nuestros pueblos latino caribeños, encarnando su tesis internacionalista de la “Insurgencia Global” y la necesidad de la articulación de las luchas de los movimientos populares, anticapitalistas y antiimperialistas de nuestra América y del mundo.

Jorge , comunista de toda una vida , militó activamente en el Partido Comunista de Argentina (PCA),  fue un intelectual orgánico de las causas y luchas de liberación nacional tanto de  Argentina , como de Colombia , Venezuela, Bolivia , Cuba , los pueblos Vascos , Catalanes, Galegos , Palestinos , solidarizando activamente con todos los que lucharán por una vida más justa.

Académico y especialista en prospección, supo entregar su lucidez y su pluma al análisis y entendimiento de la realidad, entregando valiosas herramientas de lucha para la liberación de nuestros pueblos.

Para los que le conocimos y tuvimos el honor de compartir con él en éste último periodo de su vida, su partida constituye  una gran pérdida, que asumimos como un reto en la  reafirmación de nuestro compromiso de lucha con las causas de la humanidad.

Vuela alto hermano de rutas, Honor y Gloria al camarada Jorge Beinstein.

Carlos Casanueva Troncoso, Secretario ejecutivo del Movimiento Continental Bolivariano.jb

Pérez Leira: “Hoy se reafirmó en Venezuela la voluntad democrática de América Latina”

Minientrada

consulado

La Internacional Guevarista   manifestó su solidaridad en el Consulado de Venezuela en Vigo 

Redacción Internacional Guevarista, 10/01/2019.- “Contra todos los pronósticos de quienes apostaron a la violencia, al aislamiento internacional de Venezuela y a la injerencia imperialista, la investidura hoy, como Jefe de Estado del presidente venezolano Nicolás Maduro para un segundo período de gobierno, es una victoria democrática para toda la América Latina”, afirmó el dirigente socialista Lois Pérez Leira, Coordiandor Ejecutivo de la Internacional Guevarista.

“Esto hay que celebrarlo como un triunfo de todos los pueblos de la Patria Grande, en medio de amenazas, amedrentamientos, por parte de EEUU y sus aliados, la voluntad de los venezolanos venció hoy el presidente que ellos reeligieron inicia un segundo mandato”, prosiguió.

“Ayer estuvimos manifestando nuestra solidaridad en el Consulado de Venezuela en Vigo, junto al Cónsul general Martín Pacheco y el ex Ministro de Cultura del Comandante Chávez, Farruco Sesto, porque aunque no pudimos estar hoy en Caracas físicamente, en todo el mundo llevamos nuestro apoyo a las sedes diplomáticas  ”,  reiteró Pérez Leira.

“El presidente Maduro obtuvo el  67,8% de los votos; yo tuve el privilegio de ser acompañante internacional  y más de doscientos testigos dejamos constancia de que el proceso se efectuó de acuerdo a las leyes y con amplias garantías para todos los partidos, candidatos y votantes”, manifestó el representante de la Internacional Guevarista.

“Hoy derrotamos en América Latina, en Suramérica, las pretensiones de imponer un nuevo Plan Cóndor y volver a los tiempos de las dictaduras proimperialistas y los esquemas neoliberales. Instamos a los gobiernos del Grupo de Lima a rectificar su postura injerencista y a respetar la soberanía y la autodeterminación de la nación venezolana”, finalizó.consulado

Diputado Rafael Méndez: “El 10 de Enero se reafirma en Venezuela el derecho de los pueblos latinoamericanos a su autodeterminación ”

Destacado

maduro

República Dominicana, 09/01/2019.- En vísperas de la investidura como Jefe de Estado del presidente venezolano Nicolás Maduro para un segundo período gubernamental, el diputado Rafael Méndez, coordinador de la Comisión Parlamentaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL), expresó su pleno respaldo a la voluntad democrática del pueblo venezolano y al respeto de la soberanía de esa hermana nación suramericana.

En nombre de la Comisión Parlamentaria de la COPPAL, saludamos la asunción para una nuevo mandato constitucional del presidente Nicolás Maduro, y valoramos este acontecimiento como una reafirmación de la voluntad democrática del pueblo venezolano”, destacó Méndez.

“El 10 de Enero señala un punto de inflexión para todo el Continente, habrá un antes y un después. Estamos en medio de grandes amenazas por parte de los gobiernos de EEUU y sus aliados, que tratan de boicotear que un presidente legítimamente electo asuma sus funciones”, prosiguió.

“Si permitimos que se irrespete la voluntad de la mayoría de los venezolanos, entonces la democracia regional estará en serio peligro de ser vulnerada. Para el pueblo venezolano en este momento, va nuestro respaldo, admiración y aliento de todos y todas los que el mundo nos aferramos a los ideales de paz y de justicia social”,  reiteró el parlamentario que también integra el Comité Central del partido de Gobierno en la República Dominicana, PLD.

“En los comicios en los que Maduro obtuvo el  67,8% de los votos, estuvimos presentes más de 200 observadores y acompañantes electorales internacionales que dejamos constancia de que el proceso se efectuó de acuerdo a las leyes y con amplias garantías para todos los partidos, candidatos y votantes”, explicó.

“Dimos fe de que el sistema electoral venezolano es transparente, confiable y seguro; tanto así que en diciembre se realizaron elecciones municipales y nuevamente la oposición participó con sus candidatos”, prosiguió.

“Quienes quieren volver a los tiempos del Plan Cóndor, de las dictaduras tuteladas desde Washington y de las políticas neoliberales;  los que llaman a la abstención y a la violencia y le cierran las puertas al diálogo, esos son los que afirman que la elección del 20 de mayo no fue válida”, denunció Méndez.

“Hoy más que nunca se impone el ideal latinoamericano, bolivariano, antiimperialista,  de reafirmación soberana de respeto a la autodeterminación de los pueblos, lo que se manifiesta con fortaleza de acero en la determinación del pueblo venezolano de defender su democracia. Estamos con el pueblo venezolano y su soberanía”, concluyó el parlamentario.

Llamado a respetar la soberanía del pueblo de Venezuela

Destacado

pueblobolivariano

Declaración de la Red en Defensa de la Humanidad

Ante las pretensiones del impero y sus lacayos de desconocer el proceso electoral del pasado 20 de mayo de 2018 en la República Bolivariana de Venezuela, y el inicio del nuevo período presidencial de Nicolás Maduro a partir de este 10 de enero, la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad lanza un Llamado a Respetar la Soberanía del Pueblo de Venezuela._

Apoyan esta declaración cerca de 600 intelectuales, académicos, artistas, representantes del sector religioso, profesores, diputados, embajadores, abogados, activistas y personas amantes de la paz de todo el mundo.*

Declaración de la Red en Defensa de la Humanidad

El pasado 20 de mayo se llevó a cabo la sexta elección presidencial de la historia contemporánea de la República Bolivariana de Venezuela. En las mismas resultó electo como Presidente Constitucional el ciudadano Nicolás Maduro Moros quien de acuerdo a lo estipulado en la Constitución venezolana, tomará posesión para un nuevo período presidencial el próximo 10 de enero de 2019.

La elección se produjo bajo un clima de paz y tranquilidad con una participación del 46,02% del total del padrón electoral, cifra muy similar a la que registran las elecciones estadounidenses.

En los comicios se dieron cita candidatos de distinto signo político, como es el caso de Henry Falcón, dirigente del partido Avanzada Progresista, y Javier Bertucci, dirigente del partido El Cambio, ambos opositores del gobierno actualmente constituido. Se debe destacar que un 67,84% de las personas que votaron se decidió por la opción que representaba el Frente Amplio de la Patria y su candidato electo Nicolás Maduro. Ello representa 6.245.862 votos válidos. El candidato de oposición más votado, Henry Falcón, alcanzó solo un 20,93%, lo que representó 1.927.387 votos.

El resultado electoral y la respuesta democrática del pueblo venezolano evidencian su determinación de continuar una senda de construcción independiente y democrática de su destino.

Durante los últimos 5 años diferentes administraciones estadounidenses han venido implementando contra Venezuela un sofisticado plan de desestabilización para derrocar un gobierno elegido democráticamente a través de un sistema electoral considerado uno de los mejores del mundo, tal como lo calificó el propio ex presidente estadounidense Jimmy Carter.

Las pretensiones del gobierno estadounidense de lograr un cambio de régimen violan sistemáticamente la soberanía y autodeterminación del pueblo venezolano.

En marzo del año 2015, bajo Decreto Ejecutivo, el Gobierno de los EE.UU. declaró a Venezuela como “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos”, declarando una “emergencia nacional a los fines de hacer frente a dicha amenaza”. Otra Orden Ejecutiva en agosto del 2017 exigió al Departamento del Tesoro implementar sanciones “irreversibles” contra la economía y el sistema financiero venezolano, un conjunto de medidas coercitivas unilaterales, inaceptables en el derecho internacional. Con estos marcos legales, se activó el cerco económico contra los planes de recuperación de la economía venezolana, afectada producto de la caída de los precios del petróleo a partir del verano del 2014.

A través del bloqueo económico a Petróleos de Venezuela (PDVSA), columna vertebral de la economía venezolana, sumado al bloqueo comercial y financiero, se afecta directamente el comercio y la adquisición de productos de primera necesidad, golpeando duramente la calidad de vida del pueblo venezolano, agudizando, de esta manera, la crisis económica. En ese sentido, William Brownfield, ex embajador de Estados Unidos en Venezuela recientemente declaró que…”en este momento quizás la mejor solución sería acelerar el colapso, aunque ello produzca un periodo de sufrimiento de meses o quizás años a la población”

Con el monopolio del poder mediático, Estados Unidos manipula a la opinión pública mundial imponiendo la matriz narrativa de una “crisis humanitaria” en Venezuela, con lo cual busca justificar una intervención militar disfrazada de “ayuda humanitaria”. En septiembre de este año Trump declaró a los medios, en la Organización de Naciones Unidas, que en torno a Venezuela, “todas las opciones están sobre la mesa…

En el año 2016, se publicó el documento “Venezuela Freedom-2 Operation” del U.S. Southern Command (SOUTHCOM) firmado por el Admiral Kurt W. Tidd-Commander donde queda delineado el plan para la implosión-colapso con un conjunto de políticas dirigidas a derrocar al gobierno venezolano, empleando la estrategia de amplio espectro donde se desarrollaron operaciones simultaneas, combinadas y continuas en el periodo 2016-2018.

Estados Unidos y un grupo de gobiernos obedientes a las órdenes de la Casa Blanca, se aprestan a desconocer la legitimidad del mandato conferido al Presidente Nicolás Maduro Moros a partir del 10 de enero.

Ante estas enunciadas intenciones hacemos un llamado al pueblo de los Estados Unidos y a la comunidad internacional a la no intervención, y a reconocer y respetar la voluntad soberana del pueblo venezolano, que continúa trazando un camino propio, de paz, guiado por su derecho irrenunciable a la libre autodeterminación e independencia.

7 de enero, 2019

 

 

 

https://redh-cuba.org/2019/01/llamado-a-respetar-la-soberania-del-pueblo-de-venezuela-2/

 

 

VENEZUELA: OTRAS CAMPANAS

Destacado

maduro
Por Narciso Isa Conde, Presidente Ejecutivo de la Internacional Guevarista
Tengo información de que a partir del 10 de enero -día de juramentación del Presidente Maduro para su nuevo periodo de gobierno- las modalidades de intervención del imperialismo
estadounidense y planes sediciosos de la ultraderecha contra la soberanía
venezolana, para asaltar sus extraordinarias riquezas naturales, habrán de
asumir niveles dramáticos abriéndole cancha a las agresiones militares.
No hay que compartir ni apoyar las inconsecuencias y errores de quienes hoy dirigen el Estado venezolano para enfrentar ese programa macabro, similar aquellos que en Argentina, Brasil y Honduras han abierto compuertas a los engendros
ultra-neoliberales y neofascista que presiden Macri, Bolsonaro y Juan Orlando
Hernández.
Se puede guardar distancia del denominado “progresismo”, “socialismo reformista”, “estatismo corrupto”, y enfrentar con vigor la impronta contrarrevolucionaria y anti- reformista.
 Y porque hay más de dos campanas sobre la actualidad venezolana, en víspera de lo
que se avecina, he querido glosar estos párrafos del interesante artículo del
intelectual revolucionario venezolano Ydelfonso Finol, y ciertos aspectos del plan imperialista denunciado por el investigador Carlos Lanz.
·
YDELFONSO FINOL:
 “Venezuela lleva dos
décadas andando al filo de la navaja, en el ojo del huracán, en el mero centro
de la diatriba global sobre la pertinencia de la soberanía y el socialismo…  es una espiral de incertidumbres, agravadas en el último lustro… por la pérdida del conductor fundamental del proceso, y la combinación letal de errores de concepto en el modelo económico más la conspiración transnacional que dislocó el mercado interno vía destrucción del poder adquisitivo y escasez de bienes.
El resultado ha sido demoledor, una tenaza macabra formada por dos terribles trituradoras del bienestar: macro-devaluación e hiperinflación.
Está claro… y que esto hay mejorarlo con
urgencia.
…….
El reto del socialismo en
la fase reformista que trata de hacer una mejor distribución de la riqueza
social sin afectar a fondo el modo de producción capitalista, es un camino
pedregoso, zigzagueante y resbaladizo, del que ningún experimento ha salido
ileso. Equidad sin productividad: la ecuación imposible.
Es el desiderátum pendiente
por realizar, para lo cual, es menester confrontar dos lacras que hasta hoy
fueron subestimadas o alcahueteadas: el burocratismo con sus ribetes
oportunistas-arribistas, y la corrupción. (“Venezuela 10-01-2019:
constitucionalidad y retos del socialismo”).
·
CARLOS
LANZ:
“La contrarrevolución… ha colocado el diez de enero 2019 como un punto crítico capaz de apalancar y escalar las acciones desestabilizadoras que vienen promoviendo contra el gobierno bolivariano…”
“….Los tanques de pensamiento” gringos han desarrollado modalidades de
guerra no convencional, con una estrategia de amplio espectro, la cual
abarca múltiples dimensiones políticas y militares que focalizan la
intervención de operadores nacionales y extranjeros.”
“….De la prédica anti-comunista y lucha contra el terrorismo, han pasado a la
narrativa de la “crisis humanitaria”, por lo que asumen el intervencionismo
como misión salvacionista.” (Carlos Lanz.-INSUMOS POLITICOS-IDEOLOGICOS PARA CONTEXTUALIZAR EL DIEZ DE ENERO 2019)
Más que comentarios tales consideraciones deben activar las fibras sensibles de la solidaridad antiimperialista.(PORTAL: z101degital.com)

Panamá: A pocas horas de la asunción de Maduro, llegan helicópteros artillados yanquis a la base de Darién (Video)

Destacado

fuerzas-de-eeuu

Foro Archivo

(Tomado de Resumen Latinoamericano)

Resumen Latinoamericano, 8 enero 2019

Militantes de FRENADESO (integrante de ALBA Movimientos y el FAD de Panamá  informaron a Resumen Latinoamericano que cuando faltan pocas horas para que el presidente de Venezuela Nicolás Maduro asuma el jueves su nueva mandato  se ha constatado el aterrizaje de helicópteros artillados de EE.UU. aterrizando en una base aeronaval en Darién.‬ (Ver Video)
‪Esto después de la reunión del presidente panameño Varela el sábado pasado en el Comando Sur en Florida.‬
‪La militancia social y política panameña repudia esta nueva injerencia norteamericana que no solo es una afrenta para la soberanía panameña sino una gran amenaza para el pueblo venezolano, ya que se intuye que ese despliegue no es casual.

¡Los mártires hablaron claro, bases no!

Click aquí para ver el Vídeofuerzas-de-eeuu

http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/01/08/panama-a-pocas-horas-de-la-asuncion-de-maduro-llegan-helicopteros-artillados-yanquis-a-la-base-de-darien/

Internacional Guevarista llama a conformar Brigadas para la defensa de Venezuela

Destacado

pueblobolivariano

Si Venezuela sufre un ataque militar de EEUU debemos ayudar a repelerlo

(Redacción Internacional Guevarista)La Internacional Guevarista se une a las fuerzas políticas y movimientos sociales que en todo el mundo respaldan la legítima juramentación, este 10 de enero de 2019, del presidente  Nicolás Maduro como Jefe de Estado de la República Bolivariana de Venezuela, para un segundo mandato, tras ser reelegido en mayo de 2018 con una contundente victoria electoral.

Además ante la evidente amenaza a la soberanía venezolana que representa el comunicado del Grupo de Lima,  llamando a desconocer las instituciones democráticas de la nación suramericana, y ante la denuncia del Gobierno Bolivariano de un nuevo plan golpista orquestado por la administración Trump para evitar que se cumpla la voluntad electoral del pueblo, la Internacional Guevarista llama en solidaridad militante a conformar Brigadas Internacional para la defensa de la Patria Grande.

Así lo expresó el  ex Comandante guerrillero guatemaleco César Montes, copresidente de la Internacional Guevarista (IG):“Es nuestro deber como revolucionarios retomar la ofensiva ante las pretensiones de la derecha imperialista de reeditar un Plan Cóndor en nuestra región. Debemos defender la voluntad del voto de la mayoría de los venezolanos, debemos defender la democracia y si para ello debemos nuevamente empuñar nuestros fusiles, lo haremos”.

“Por ello llamamos, convocamos, a todas las fuerzas  revolucionarias, humanistas, populares, progresistas y de izquierda del continente a conformar núcleos de las Brigadas Internacionales de Paz  Ernesto Che Guevara ; debemos estar dispuestos porque si Venezuela sufre un ataque militar de EEUU y sus aliados, nosotros debemos ayudar a repelerlo como parte de los principios del internacionalismo proletario”, prosiguió.

“Por ahora no es para que lo tomen como un llamado a volver a la guerra de guerrillas, no lo es. Es solo una convocatoria a organizarnos para brindar apoyo al pueblo venezolano ante una posible agresión militar imperialista”, resaltó Montes.

“En dos décadas , la Revolución Bolivariana ha realizado 25 procesos electorales evidenciando su carácter democrático. Desconocer este hecho, es parte de las maniobras de la derecha para instaurar un gobierno proimperialista que sirva a la recolonización económica de la América Latina y el Caribe. Por este motivo, estamos alertas, en pie de lucha y  reiteramos el apoyo incondicional en la defensa del pueblo venezolano”, concluyó Montes.

Cuba: 60 años de resistencia y dignidad

Destacado

revolucióncubana

Hoy Cuba es “nuestro faro” 

Escrito por Stella Calloni

“Para los revolucionarios y todos los hombres y mujeres progresistas y de pensamiento independiente en nuestro continente, la tarea más urgente hoy es la de crear conciencia, denunciar la voracidad del imperio y revelar el peligro que están corriendo los pueblos de América Latina y el Caribe” escribió el comandante Fidel Castro al director de la revista Punto Final, Manuel Cabieses en Chile en 2001 destacando el trabajo de largos años de ese medio y su coherencia.

Hace 60 años cuando triunfó la Revolución Cubana y los muchachos barbados llegaron a La Habana, era inimaginable que en el “largo lagarto verde” que es la Isla de Cuba en el Caribe pudiera perdurar un proceso revolucionario, que desde el primer momento en esos días de grandes y humildes festejos de un pueblo que salía de una dictadura brutal como la de Fulgencio Batista, comenzó su camino de país liberado.

La dictadura era una de las tantas sembradas por el imperio, que fue derrotado una y otra vez en su guerra contra Cuba, de la que creía haberse apoderado para siempre a principio del siglo XX.

A sólo 90 millas de distancia del país imperial desde las primeras horas del triunfo revolucionario comenzó a cumplirse el programa liberador soñado por los héroes de todos los tiempos, simbolizados por José Martí y otras figuras del continente.

Detrás también estaba el destello de lo que fuera la primera gran rebelión de los esclavos en la pequeña e inmensa Hatí que comparte isla con la República Dominicana, que hasta hoy está pagando el precio de aquel fulgor que iluminó a toda América.

La revolución haitiana fue el primer movimiento revolucionario de América Latina (1791-1804) y produjo la abolición de la esclavitud en lo que fuera la colonia francesa de Saint-Domingue.

De todas esas memorias de luchas independentistas, de procesos de liberación está sembrada la revolución cubana. ¿Cómo no haber adquirido esta fuerza incomensurable que se necesitó y se necesita para resistir durante estos 60 años, período en que Estados Unidos y su socios han invadido países en nuestra América y en todo el mundo, cometiendo genocidios en el siglo XX y en lo que va del siglo XXI?.

Pero para que además de la propia experiencia de mantener una continuidad histórica de la lucha y del profundo rescate de las raíces propias que hicieron de esta revolución un acontecimiento extraordinario, también lo es la capacidad de habar rescatado la historia de lucha de nuestro continente.

Es por eso que hoy 60 años después el único país que logró hasta ahora su independencia como tal es Cuba, por lo cual hablar de “nuestro faro” no es una frase vacía.

Es la realidad que define a la revolución cubana como hecho único en la región, si uno estudia la situación internacional y advierte que ni aún la caída de la Unión Soviética en los años 90 y de los países socialistas, se arrastró a este proceso de tantas identidades, a pesar de que había desaparecido como en un pase de magia, el mayor respaldo a una revolución asediada.

El otro tema es la memoria, raíces y continuidad de ese pueblo y de una dirigencia que simbolizada en el líder de la revolución cubana y líder de nuestra América Fidel Castro Ruz -sin duda la figura latinoamericana más universal en siglo XX y en lo que va del siglo XXI-para los pueblos dominados y en luchas de liberación y contra cualquier tipo de opresión.

Un hombre y una dirigencia que entendió que el pensamiento dialéctico en países como los nuestros era entender el tema clave de la dependencia y la colonización, sin lo cual la lucha por la independencia y la descolonización es estratégicamente un salto al vacío, un emprendimiento doméstico que no ve la cabeza de la hidra.

Esa dirigencia y ese pueblo que sólo van de la mano apretada cuando todo es auténtico, también entendió que la solidaridad internacional era su deber histórico y su pertenencia a un mundo que necesita de modelos no para copiarlos, sino para entender desde donde hay que comenzar la lucha de una auténtica independencia y una auténtica liberación.

¿Ha habido algo similar a lo sucedido en Cuba en nuestra región?. No, pero sí hay una historia nunca del todo rescatada, de extraordinarias resistencias, que se han reproducido en todo el continente.

Desde aquella entrañable rebelión de esclavos en Hatí, la primera revolución en América Latina (1791-1804), con sus grandes héroes perdidos en algunas nieblas, en las que nunca debemos dejar que se pierdan acontecimientos históricos de esta naturaleza, hubo una saga de rebeliones en toda la región, que conformaron la historia de una resistencia eterna en el continente, hasta que la revolución cubana llegó para quedarse.

Las luchas independentistas y de liberación han resquebrajado todos los espejos del poder imperial, demostrando que en Nuestra América, nunca se ha dejado de luchar y nuestros pueblos no se han resignado a las colonialidades encubiertas que persisten aún en este siglo donde un nuevo proyecto de recolonización a partir de la doctrina Monroe de 1823 (América para los americanos)traducida como América del sur para Estados Unidos de Norteamérica avanza sobre nuestros países.

Así lo ha anunciado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en este año 2018 advirtiendo que aquella doctrina está vigente en este siglo y es la base para un nuevo proceso de expansión recolonizadora.

Y digo “nuestros pueblos” porque el más criterioso sentido común de los pueblos víctimas de dominación en este siglo y en los que pasaron es eliminar fronteras en nuestras conciencias-como bien lo hicieron los revolucionarios cubanos- que deben despertar de sus letargos y comenzar ya y ahora el proceso de descolonizarlo todo, como ha advertido Fidel desde siempre.

A lo largo del siglo XX, la región sembrada de dictaduras por Estados Unidos, como fue la de Batista y todas las de Centroamérica, el Caribe y Suramérica y las dictaduras de Seguridad Nacional durante la Guerra Fría, produjeron otro genocidio en el siglo XX. Algo de esto retornó en el siglo XXI (Honduras, Paraguay y Brasil) pero otros intentos fracasaron por primera vez en la historia de la región como Venezuela, Bolivia,Ecuador, Nicaragua( hoy en pleno desarrollo) mientras se avanza en una nueva guerra no convencional.

Si Estados Unidos nos sembró de dictaduras es porque temía a las reacciones de los pueblos de sus colonias o neocolonias, y para las resistencias de nuestros países, expresadas en movimientos y gobiernos populares y por las luchas de liberación en el siglo XX,el ejemplo de Cuba era la llama eterna.

En esos tiempos Cuba continuaba su creación socialista bajo el sitio de guerra del bloqueo impuesto por Estados Unidos. Entre tantas dificultades mantuvo sus principios, sus bases socialistas, y recurriendo a los hechos del pasado, multiplicó la creatividad para mantener sus logros más importantes como la educación, la salud, la capacidad de sobrevivencia en todas las instancias. Y también la solidaridad.

¿Es posible que ahora frente a las adversidades que estamos viviendo en la región, acostumbrada a las resurrecciones constantes podamos entender la verdadera epopeya de una Cuba, aislada tantos años, para ser en este siglo XXI, una de las más potentes voces de la integración, de la defensa de los principios internacionales, de una política exterior firme y coherente, con recursos diplomáticos enormemente creativos, sin perder jamás la dignidad de su posición?

Esa política exterior independiente, soberana, defensora de la autodeterminación de los pueblos, audaz en cuanto a mantenerse firme en un contexto totalmente negativo, fue relevante para los tiempos en que varios países de América Latina ya en pleno siglo XXI encabezados por la Venezuela del presidente Hugo Chávez Frías, Argentina de Néstor Kirchner , Brasil de Luiz Inácio Lula Da Silva, el Uruguay con Tabaré Vázquez y el Paraguay de Nicolás Duarte Frutos (los cuatro últimos ya unidos en el Mercado Común del Sur) rechazaron en un hito histórico en noviembre de 2005, a la trampa estadounidense del Area para el Libre Comercio de las Américas (ALCA) el más acabado proyecto de recolonización de nuestra región.

Fue Néstor Kirchner en su también histórico discurso, acompañado por sus compañeros de ruta en esos momentos claves quien dijo No al Alca ante el ex presidente George W.Bush en un día inolvidable para la historia de América Latina.

A partir del encuentro de Fidel Castro con Hugo Chávez (1994) los procesos de integración crecieron. Sin detenernos en los detalles América Latina llegó al momento de mayor unidad en su historia con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en el año 2011.

Fue Cuba en 2014 el país donde los 33 países de la CELAC declararon a América Latina Zona de paz basada en el respeto y principios del derecho Internacional, libre de armas nucleares y agresiones fronterizas y comprometiéndose a resolver los conflictos internos o entre vecinos.

Nunca se había avanzado tanto y detrás de esto estaba los 60 años del incansable trabajo diplomático de Cuba, surgido de la más rica creatividad y sabiduría de una revolución auténtica. Pero no sólo en los diplomático sino en muchas otras áreas de la vida de los pueblos en dignidad es lo que nos ha enseñado Cuba , su dirigencia y su pueblo.

También sembró cultura en el continente. Es decir sembró la semilla de la libertad con su Casa de las Américas, el más avanzado proyecto de culturización frente a las perversidades del colonialismo que se ha enquistado en la región. Su música, su cine, la primera agencia de noticias de América Latina, y tantos otros logros de esa revolución, que es sin duda alguna el acontecimiento histórico que reccogió los ecos de un pasado de lucha que hay que rescatar en la región, para conformar un proyecto de futuro de independencia, libertad, soberanía, derechos, es decir derecho a la vida en dignidad.

Pero también es el mayor ejemplo de solidaridad del continente, sembrando maestros y médicos donde el imperio quiere imponer bases militares, tropas, y la dominación como una estrategia de la muerte sobre la vida,

Es a esa Cuba y a su condición luminosa de estar siempre allí como el faro en los mares revueltos, que abriga con su sola presencia, cuando la descubren los náufragos.

 revolucióncubana

Intelectuales y líderes políticos envían salutación de fin de año a la Internacional Guevarista(II)

Destacado

noracortiñas

Nora Cortiñas, Madres de la Plaza de Mayo Línea Fundadora 

(Redacción Internacional Guevarista, 31 /12/2018).-  Siguiendo la tradición del  Año Nuevo, intelectuales, líderes políticos y dirigentes sociales envían salutaciones y buenos deseos a la Internacional Guevarista y a su militancia que en todos los rincones del mundo difunde el pensamiento y la obra revolucionaria de Ernesto Che Guevara.

Entre ellos se destacan:

Nora Cortiñas, Madres de la Plaza de Mayo Línea Fundadora, Argentina: Luchar hasta ser completamente libres

“Un saludo para la Internacional Guevarista y para todas y todos los que tienen la intención de luchar en 2019 y los años que vienen hasta que seamos libres y no tengamos esta opresión y esta persecución en nuestro país; estoy de acuerdo que estas fiestas de fin de año tienen que ser para sentirnos, tenemos que unirnos para salir adelante ”.

Eduardo Sigal, vicepresidente del partido Frente Grande, Argentina: Avanzar en unidad

“Quiero desearles a todos que avancemos en unidad para enfrentar la ofensiva del capitalismo central contra la economía de nuestros países. Es hora de que nuestros pueblos terminen con este ofensiva del gran capital que destruye nuestras industrias generando grandes ejércitos de desocupados y destruyendo la salud y la educación públicas. Avancemos en la unidad de las mayorías populares y fuerzas de vanguardia que ayuden a cambiar esta realidad. Tuvimos experiencias interesantes en las primeras décadas del siglo XXI, muchas de ellas han sido truncadas por la incapacidad de construir protagonismo popular; eso debemos plantearlo como una gran preocupación en las fuerzas de izquierda revolucionaria. Necesitamos trabajar por la integración productiva de los pueblos, cada país por sí solo no puede alcanzar los objetivos. En Argentina, es un año electoral y trabajamos por construir una unidad popular que nos ayude a combatir esta etapa de neocolonialismo instaurada por Macri. Esperemos que el fin del año próximo estemos brindando por alcanzar los objetivos al avanzar en la construcción de una Argentina mejor y de un mundo mejor con la mayor suma de felicidad para los sectores populares”.

Sergio Ortiz, del Partido de la Liberación, Argentina: Derrotar a Macri, Trump y Bolsonaro

“Este año 2019, con Macri, Trump y Bolsnaro, presenta un escenario muy difícil para las fuerzas trabajadores de la región. Desde nuestro partido convocamos a todas las fuerzas revolucionarias, de izquierda, de centro izquierda, del progresismo y de la organización popular,  para consolidar un gran frente antiimperialista y derrotar a Macri más allá de lo electoral; un Frente que se plantee el no pago de la deuda externa, que luche por recuperar las reivindicaciones de los trabajadores; por recuperar nuestra soberanía sobre los recursos naturales; todo esto en el contexto de la unidad latinoamericana. En las calles y en las elecciones se puede derrotar a la derecha. Ese es el sentido de nuestra lucha en 2019”.

 

“Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario.”(CheGuevara)

Un capítulo de la Historia Revolucionaria de la Argentina

Destacado

SANTU (2)

Santucho, Urteaga y Gorriarán Merlo

Para la formación política de la militancia revolucionaria y del pueblo todo

Escrito por Daniel Héctor De Santis para la Internacional Guevarista

Cuando en abril de 1971 el dictador Lanusse llamó al Gran Acuerdo Nacional que contenía la convocatoria a elecciones generales:

Bajo la dirección de Mario Roberto Santucho, el PRT fue el primero de los partidos de izquierda en plantearse la posibilidad de que las elecciones efectivamente se realicen. Al respecto el Comité Ejecutivo de abril de 1971 dice: “Negar las elecciones, mantener ante ellas una actitud pasiva no significa ninguna respuesta real al problema. Si bien es cierto que nuestra estrategia es romper las elecciones, demostrar que son una farsa, denunciar su carácter de engañifa de la burguesía, cosa que lograremos desarrollando sin descanso la actividad militar y política, manteniendo el aparato clandestino y cumpliendo con todas las etapas previstas en nuestra estrategia general, debemos también combinar esta actividad con las posibilidades legales del proceso eleccionario. La manera de hacer fracasar la farsa electoral es producto de la situación concreta que se presente en ese momento…podremos utilizar a ese fin dos métodos distintos: el boicot o la participación. Pero como decía Lenin: “ningún socialdemócrata que pise el terreno del marxismo, deduce la medida del boicot del grado reaccionario de tal o cual institución, sino de determinadas condiciones especiales de la lucha”.

“…si se vive un período de agitada movilización de masas, si su grado de combatividad es alto y si se mantiene su decisión de luchar sin que el espejismo electoral haga mella en sectores importantes de las mismas el boicot a las elecciones realizado en forma activa puede ser correcto. Pero ello debe hacerse…cuando puede encausarse la lucha de las masas detrás de ese objetivo. Sin embargo, no debemos excluir la posibilidad de un intento de participación si aquellas condiciones no se dan…, existe el peligro de una desviación ultraizquierdista, que tienda a realizar una negación abstracta de todo el problema electoral, sin tener en cuenta la situación concreta de las masas, que debe servirnos como el termómetro más eficaz para decidir nuestra política…”.

Ante una eventual participación el PRT resolvió iniciar la construcción de los llamados Comités de Base, los cuales tenían carácter legal y serían los organismos de masa de un partido con personería electoral. Ampliando el concepto de boicot o participación en carta a su compañera Ana María Villarreal del 22 de setiembre, le decía:

“La adopción de una u otra táctica deberá hacerse en los próximos meses y dependerá del grado de concesiones democráticas que debe aflojar la dictadura y fundamentalmente del Estado de ánimo de las masas. Si se opta por el boicot, este debe ser activo y si se opta por la participación debe encararse desde la independencia política del proletariado y tratar de que en su torno se nucleen otros sectores populares, bajo la clara hegemonía política de la clase obrera. Rechazar en principio la elección y adoptar el boicot antes de que estén definidas las situaciones concretas es un punto de vista anarquista, ultraizquierdista, típicamente pequeño burgués que nuestro Partido en este momento está expuesto a sufrir”.

 

Intelectuales y líderes políticos envían salutación de fin de año a la Internacional Guevarista

Destacado

atiliobor´n

Atilio Borón fue uno de los intelectuales que envió sus saludos a la IG

(Redacción Internacional Guevarista, 28 /12/2018).-  Siguiendo la tradición del  Año Nuevo, intelectuales, líderes políticos y dirigentes sociales envían salutaciones y buenos deseos a la Internacional Guevarista y a su militancia que en todos los rincones del mundo difunde el pensamiento y la obra revolucionaria de Ernesto Che Guevara.

Entre ellos se destacan:

Julio Gambina, politólogo argentino: Retomar la crítica al capitalismo actual

“Envío un saludo muy especial en el fin de 2018, este año cerramos el bicentenario del nacimiento de Carlos Marx y retomamos lo esencial en él que es la crítica al capitalismo de su época. Ese es el desafío para nosotros, la crítica al capitalismo de este tiempo para pensar la mejor manera de encarar la transformación de la sociedad, eso supone repensar la izquierda en un momento de fuerte ofensiva del capital contra los trabajadores. Debemos pensar seriamente en las adecuaciones de las formas de actuar de la izquierda para construir el objetivo de la no explotación”.

Luis Zabala, sacerdote, Colombia: No bajar la guardia en la utopía de la liberación

“Desde la Patria Grande les habla el sacerdote Luis Zabala, quien tuvo la satisfacción  de compartir  experiencia liberadora con Camilo Torres Restrepo. Para este año 2019, debemos profundizar en la investigación, el análisis y la práctica revolucionaria para no bajar  la guardia  en la utopía de la liberación y promoción del hombre y la mujer nuevos, y para edificar la sociedad humanista que el mismo Jesús proclamara desde el desprendimiento y servicio por la humanidad”.

Atilio Borón, intelectual, Argentina: Retomar la ofensiva contra la acción infame de la derecha

“Envío un gran saludo y mi deseo que en el año 2019, retomemos la ofensiva para revertir este curso infame de acción de la derecha en muchos de nuestros países ; aprendiendo de nuestros errores  debemos conquistar batallas duraderas para avanzar por la senda de la autodeterminación nacional, el socialismo y la revolución”.

Luis D´ Elia, partido Miles, Argentina: Enfrentar juntos la recolonización imperialista de América Latina

“A todos los partidos progresistas y revolucionarios de América Latina,  les deseo un 2019 donde juntos podamos enfrentar  con mucha claridad y convicción esta recolonización del imperialismo norteamericano sobre nuestra región;  los amos del poder financiero mundial no sólo van por la democracia sino por el Estado nación, por eso nuestro papel es fundamental a la hora de defender el futuro del continente y del planeta. Ese nuevo Plan Cóndor  que las corporaciones, ese 1% que acumula el 99% de las riquezas, quieren imponernos en América Latina tiene un objetivo bien claro: consolidar el nuevo rostro del neoliberalismo conservador, su faceta más cruel. Solo los trabajadores del continente y sus fuerzas políticas  unidos pueden para este desastre al que asistimos y tenemos también el desafío de la paz , paz que intentan romper con un ataque de Brasil y Colombia a la Venezuela Bolivariana”.

“Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario.”(CheGuevara)

Más de un centenar de personalidades de América Latina y del mundo respaldan campaña de solidaridad con Lula

Destacado

lulalibre

El pueblo con Lula

(Redacción Internacional Guevarista, 27 /12/2018).-  Al finalizar el 2018, más de un centenar de  destacadas personalidades del quehacer político, social, cultural e intelectual de América Latina, Europa y Norteamérica, han respaldado la campaña de solidaridad con el ex presidente brasileño Lula Da Silva, dirigente de la izquierda internacional, que se encuentra injustamente en prisión por un montaje jurídico tras un golpe de Estado en su país.

“La circunstancia persecutoria en que se encuentra Lula,  no es un hecho aislado, forma parte de un contexto geopolítico donde el ascenso de fuerzas retrógradas de la clase dominante impone procesos judiciales manipulados para frenar las conquistas sociales populares y los avances de la integración latinoamericana”, señala el documento que acompaña las rúbricas de escritores, analistas, líderes políticos, artistas y dirigentes populares del continente.

La Internacional Guevarista junto a otras organizaciones,  ha convocado al respaldo de la defensa de este líder sindical mundial como un acto de justicia  y una convocatoria a continuar la lucha por la restauración de la democracia en Brasil, que se encuentra ahora en manos de un gobierno pro-imperialista y de ultraderecha.

Entre las personalidades que se han sumado a esta iniciativa resaltan: Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, Argentina; Mel Zelaya, presidente de Honduras 2006 -2009, derrocado por oligarquía militar;Martín Almada, Premio Nobel Alternativo, Paraguay; Piedad Córdoba, Ex Senadora, Colombia; Mariela Castro Espín, Diputada de la Asamblea Nacional de Cuba; Julio Anguita, ex Coordinador General de Izquierda Unida (España); Manolo Pichardo, presidente de la Conferencia Permanente de Partidos políticos de América latina y el Caribe (CEPPPAL);Víctor Polay Campos, preso político del Perú; Milagro Sala. Presa política. Argentina;Stela Calloni, periodista, analista Internacional,Argentina;Atilio Borón, politólogo, Argentina;José Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, Andalucía, España; Alicia Muñoz, ex senadora, ex Ministra de Gobierno de Bolivia; Cesar Montes, ex Comandante guerrillero, Guatemala; Nora Cortiñas, dirigente de Madres de Plaza de Mayo, Línea fundadora; Jorge Kreiness, Secretario Relaciones Internacionales del Partido Comunista Argentino; Annalisa Melandri, activista por los Derechos Humanos, periodista, Italia.

Las organizaciones que respaldaron la campaña son: La Internacional Guevarista; Liga Latinoamericana de los Irredentos; Partido Comunista Argentino; Miles; Liga Argentina por los Derechos del Hombre; Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Américas, Chile; Coordinadora Simón Bolívar; Museo de la Memoria. Paraguay.
Radio Al Son Del 23; Movimiento Tupamaro Bolivia – MTB; Partido de la Revolución Popular PRP, República Dominicana; Partido Frente Grande. Argentina.
Nova Esquerda Socialista. Galicia.; Fundación Luis Augusto Turcios Lima, Guatemala; Asociación Micaela Vive, Perú; Frente Amplio, República Dominicana.
Asociación de Trabajadores del Campo, Nicaragua; Vía Campesina Centroamérica; Movimiento Guevarista Boliviano; Partido Comunista del Trabajo, República Dominicana; Radio Rebelde 96.5; Círculo Bolivariano Yamileth López-Costa Rica; Movimientos de Mujeres Venezuela; Radio Os Irredentos, Brasil; Radio Conaicop; Radio Ciudadana 103.3 fm, Uruguay; Unidad del Pueblo, Canarias, Estado Español.

“Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario.”(CheGuevara)

 

.

TE PODRÍA DECIR QUE TE EXTRAÑO

Destacado

chealeida
“…Te podría decir que te extraño hasta el punto de perder el sueño, pero sé que no me creerías de manera que me abstengo. Pero hay días en que la morriña avanza incontenible y se posesiona de mí. En Navidad y Año Nuevo, sobre todo, no sabes cómo extraño tus lágrimas rituales, bajo un cielo de estrellas nuevas que me recordaba lo poco que le he sacado a la vida en el orden personal […].
De mi vida aquí poco se puede decir, el trabajo me gusta pero es excluyente y a veces un poco cansador. Estudio cuando me queda tiempo y sueño en algunos instantes; juego ajedrez, sin contrincantes de categoría y camino bastante […].
Dale un beso a los pedacitos de carne, a todo el resto y recibe el beso preñado de suspiros y otras congojas de tu pobre y pelado
Marido.”
– Carta enviada por el Che a Aleida March desde Bolivia, “La única carta que pude recibir de allá me la trajo el peruano Juan Pablo Chang (el Chino), después de su visita al Campamento de Ñancahuasú, el 2 de diciembre de 1966”

EL COMBATE DE MONTE CHINGOLO

Destacado

arton62869-69384

El 23 de diciembre de 1975 el PRT- ERP intenta dar un golpe y copar del Batallón de Arsenales 601 llamado “Domingo Viejobueno”, ubicado a diez km de la Capital, en Monte Chingolo, Provincia de Bs As

Escrito por Daniel Héctor De Santis para la Internacional Guevarista

Hace 43 años, el 23 de diciembre de 1975, a menos de 20 Km. de la Casa Rosada -sede del Poder Ejecutivo Nacional- en un barrio del Sur del Gran Buenos Aires, más de doscientos combatientes del Batallón Urbano General San Martín del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) se empeñaron en la mayor batalla de la lucha de clases en la Argentina.

¿Por qué la burguesía y los reformistas han intentado enterrar la historia del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y del ERP y, en particular, su acción más audaz y más emblemática en la lucha por el poder y por la construcción del socialismo? Que no se hable de su grandeza, que no recordemos la pujanza de aquellos combatientes, que no relatemos el desinterés de aquellos/as jóvenes patriotas, que no veneremos a nuestros héroes y mártires. Y si ello no fuera posible, al menos, que nos avergoncemos ante nuestro pueblo de haber tenido la valentía de disputarle el poder al amo capitalista.

Pero ¿cómo se explica que los/as trabajadores/as y la juventud argentina hayan hecho una gesta tan gloriosa que para encontrar otras de tamaña grandeza tengamos que remontarnos a las batallas fundadoras de nuestra nacionalidad en la guerra por la independencia? ¿Cómo se explica que en una misma jornada se dieran cita aguerridos soldados como los infernales gauchos de Güemes y oficiales revolucionarios/as como la Capitana Juana Azurduy o el Sargento Cabral?

HACIA UNA SITUACIÓN REVOLUCIONARIA

En agosto de 1974 Santucho en el folleto Poder burgués poder revolucionario escribía:

“Las tendencias de la lucha de clases argentinas que se venían marcando cada vez más nítidamente apuntando hacia el fin del proyecto populista, y el comienzo de un período de grandes enfrentamientos de clase, han comenzado a cristalizar a partir del mes de julio de 1974. Perón, líder de masas, pese a su intransigente defensa de los intereses capitalistas conservaba aún alguna influencia sobre sectores de nuestro pueblo. Poseía autoridad, experiencia y habilidad para mantener a flote el desvencijado barco del sistema capitalista en el tormentoso mar de la lucha obrera y popular; y había logrado restablecer trabajosa y precariamente el equilibrio con la maniobra táctica del 12 de junio. Por eso es que su muerte colocó a la burguesía ante la necesidad de adoptar de inmediato definiciones políticas -que explotadores y opresores deseaban postergar aún por unos meses- con la consiguiente agudización de la crisis interburguesa. Este fenómeno, un notable impulso del auge de las masas, y un fortalecimiento acelerado de las fuerzas revolucionarias, políticas y militares, se combinan para configurar el inicio de una etapa de grandes choques de clases, antesala de la apertura de una situación revolucionaria en nuestra Patria. En otras palabras, entramos en un período de grandes luchas a partir del cual comienza a plantearse en la Argentina la posibilidad del triunfo de la revolución nacional y social, la posibilidad de disputar victoriosamente el poder a la burguesía y al imperialismo (…) Pero apertura de una situación revolucionaria… no quiere decir que ello pueda concretarse de inmediato (…) Ese período debe contarse en años”.

El 7 de abril de 1975, Santucho titulaba: Nítidas luchas político-revolucionarias el editorial de El Combatiente y analizaba que: “En cuatro frentes principales se está hoy combatiendo y en ellos es posible comprobar fácilmente que se trata de enfrentamientos políticos, de fondo revolucionario. En el Ingenio Ledesma de Jujuy, en los departamentos de Famaillá, Monteros y Chicligastas de Tucumán, en la ciudad de Córdoba y en las riberas del Paraná, la clase obrera y el pueblo se bate vigorosamente con todos sus recursos y motorizado por las fuerzas revolucionarias (…) Para comprender cabalmente el momento político que vive nuestra Patria es muy importante tener claro que estos cuatro frentes son las trincheras avanzadas del combate político-revolucionario (…) son los primeros choques de una lucha por el poder, de una verdadera lucha revolucionaria que comienza a tomar fuerza de masas”.

Seis días después el ERP, en las cercanías la ciudad de Rosario, por intermedio de “la Unidad Combate de San Lorenzo escribió una vibrante página militar cubriéndose de gloria en el triunfal ataque al batallón de Arsenales 121 del ejército opresor”. Lo que hizo más resonante el triunfo de las armas del pueblo fue que los militares lograron montar el sistema de defensa del Cuartel, pese a lo cual el ERP logró todos sus objetivos derrotando en combate abierto a las fuerzas enemigas.

A los cuatro frentes principales se le sumarían, en los meses de junio y julio, las luchas del proletariado de Buenos Aires con toda la significación de su enorme peso numérico. En estas movilizaciones, conocidas como las jornadas de junio y julio, que se dieron en todo el país al calor de las discusiones por los Convenios Colectivos de Trabajo, jugaron un papel dirigente las Coordinadoras de Gremios en Lucha constituidas por militantes del sindicalismo clasista y, entre ellos, jugando en la mayoría de los casos un papel dirigente, los militantes del PRT, de Montoneros y de la OCPO. Las luchas obreras de este año sumaron 25 millones de jornadas de huelga.

En el intento de ampliar las libertades democráticas sostenidas por las luchas recientes, el PRT adoptó, aunque tardíamente, la propuesta de convocar a una “Asamblea Constituyente Libre y Soberana”. Mientras tanto, Montoneros impulsaba la “Renuncia de Isabel Perón y Elecciones Libre en 60 días” y el PC reclamaba por un “Gobierno de Amplia Coalición Democrática Cívico Militar”. Las principales organizaciones del campo popular tenían distintas propuestas y no llegaron a coordinar una política para darle una salida a ese enorme estado de movilización obrera y popular.

Al no lograrse la unidad del campo popular y decaer momentáneamente el accionar de la guerrilla, al no lograr “unir la lucha reivindicativa a la lucha democrática y formular, progresivamente, un único programa democrático y reivindicativo, que exponga sintéticamente las principales aspiraciones del pueblo argentino (…) en la perspectiva de un extenso Frente Democrático y Patriótico”, no se logró incrementar las movilizaciones, pero no se había entrado en un profundo reflujo como varios teorizaron posteriormente.

EL COMBATE

El 23 de diciembre de 1975, en el marco de esta cruenta lucha por el poder, el PRT como dirección política y militar del ERP decidió la toma del Batallón de Arsenales 601 de Monte Chingolo con el objetivo de apropiarse de 20 toneladas de armamento para fortalecer las fuerzas político militares de la revolución y, en lo inmediato, demorar la consumación de un nuevo golpe militar que ya estaba en preparación.

Ese día a las 19:45 hs. se iniciaban las acciones con el corte de los nueve puentes carreteros que unen la Capital y el Oeste con el Sur del Gran Buenos Aires; se hostigaba al Regimiento 7 de La Plata y las brigadas de la policía provincial de Quilmes, Avellaneda y Lomas de Zamora; se interrumpía el tránsito en los dos caminos que unen La Plata con el Sur de Gran Buenos Aires y se tendían dos anillos de contención alrededor del cuartel de Monte Chingolo. El combate fue encarnizado en muchos de esos puntos, algunos con particular éxito como el de la Avenida Pasco y en el puente La Noria.

A esa misma hora, 71 aguerridos combatientes al mando del Capitán del ERP Abigail Attademo iniciaban el asalto al cuartel. Ni bien entraron se encontraron, desde distintos puntos, con nutrido fuego de fusilería y de ametralladoras pesadas, haciendo evidente la preparación previa y con ella la pérdida del factor sorpresa. Pese a ello y sostenidos en su alta moral de combate, los combatientes tomaron parcialmente el cuartel, la guardia central, varios puestos de la guardia y la compañía Servicios. Era tal el empuje de los combatientes del pueblo que las fuerzas del ejército burgués, que los doblaban en número y multiplicaban varias veces su poder de fuego, sintieron que perdían el control de la situación y que el Cuartel caería en las manos insurgentes. Ello no se pudo concretar por la llegada de los refuerzos del Regimiento 3 de La Tablada y el Regimiento 1 de Palermo. A las 21:00 hs., pese a la enorme superioridad del ejército opresor, los combatientes del pueblo se reorganizaron y provocaron un contraataque para favorecer su propia retirada. En la Batalla cayeron combatiendo 15 o 16 combatientes, los 39 muertos restantes fueron asesinados luego de ser detenidos y con el combate ya finalizado.

Monte Chingolo se inscribe en el marco de una contienda de clases en que las fuerzas populares habían pasado a la ofensiva por la revolución y el socialismo y en el cual las fuerzas contrarrevolucionarias, desde junio de 1973, intentaban quebrarla por medio del Terrorismo de Estado. En este contexto político y militar, la decisión del PRT aspiraba a mantener la ofensiva en todo de acuerdo con la tradición revolucionaria mundial.

¿Cómo se explica tanto coraje, tanto heroísmo, tanto despliegue de preparación combativa y combatividad? ¿Cómo explicar que habría que remontarse a las batallas de la guerra de nuestra primera independencia contra el colonialismo español para encontrar hechos que se le puedan comparar? La única explicación es que los combatientes revolucionarios del ERP estaban conscientes de ser protagonistas de una batalla que consolidaría una situación revolucionaria en la lucha por la segunda independencia y el socialismo, en contra del imperialismo norteamericano, principal enemigo de la humanidad y de los pueblos argentino y de toda América Latina.arton62869-69384

¡GLORIA ETERNA A LOS HÉROES DE MONTE CHINGOLO!

Internacional Guevarista: Por un 2019 de integración y unidad antiimperialista de los pueblos

Destacado

celular2012 377

El Che Guevara celebra el Año Nuevo 1958 en el territorio libre de la Sierra Maestra

(20 /12/2018).-  Finaliza un año lleno de experiencias y nuevos desafíos para los pueblos del mundo y en especial, para la América Latina y el  Caribe.

Es nuestro continente hoy, un laboratorio donde los poderes hegemónicos ensayan nuevas y agresivas  formas de dominación  política para que retrocedamos en las conquistas y logros sociales alcanzados y cedamos al proyecto de restauración neoliberal.

La Internacional Guevarista en este escenario, convoca  al movimiento popular organizado y a las fuerzas sociales, a los trabajadores, a los campesinos, a los estudiantes, a las mujeres, a las comunidades originarias, a mantenernos unidos y en alerta  para preservar la paz  y  las aspiraciones de un mundo mejor rumbo al socialismo.

El modelo económico y social neoliberal solo favorece a la oligarquía, a las trasnacionales y a los sectores vinculados a los intereses de Estados Unidos y sus potencias aliadas. Por tal motivo, es imprescindible unificar nuestras luchas contra la guerra, la pobreza, la desigualdad, la corrupción, la injusticia, la explotación y la opresión de las mayorías.

En la Internacional Guevarista, estamos convencidos que este año 2019 será el año de la consolidación de la unidad y la integración antiimperialista de  los pueblos latinoamericanos y del mundo, frente a la escalada neoliberal y fascista del gran capital.

Compañeras y compañeros, les deseamos un nuevo año 2019 lleno de logros, donde prevalecerá nuestra tenaz resistencia frente a las agresiones del imperio y una aurora de esperanza para  todos los pueblos que luchan por su  autodeterminación, su soberanía y la justicia económica y social.

“Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada”.  Che Guevara

¡Feliz año nuevo 2019! ¡Hasta la Victoria Siempre!

Narciso Isa Conde

Presidente Ejecutivo de la Internacional Guevarista

Lois Pérez Leira

Coordinador General de la Internacional Guevarista

Internacional Guevarista se solidariza con los presos políticos catalanes

Destacado

presoscatalanes

Redacción Internacional Guevarista 13/12/2018.-   La Internacional Guevarista manifiesta su plena solidaridad y preocupación por los presos políticos catalanes, en especial  con quienes se encuentran en huelga de hambre, reiterando la exigencia al gobierno español de su inmediata liberación.

La Internacional Guevarista considera que mantener a líderes sociales en prisión por hacer uso de su derecho a la manifestación pacífica, atenta contra las libertades democráticas de todos los ciudadanos y favorece peligrosamente al ascenso de sectores de la ultraderecha española.

La Internacional Guevarista aboga por una urgente solución que involucre el respeto del derecho a la autodeterminación del pueblo catalán; considere las solicitudes de los prisioneros, garantice su bienestar físico y la integridad del ejercicio de sus derechos políticos y civiles.

presoscatalanes

Internacional Guevarista recuerda a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht en el centenario de su asesinato

rosaykarl

(Redacción Internacional Guevarista) La Internacional Guevarista se suma a las manifestaciones de homenaje hoy en Alemania y todo el mundo, en el centenario del asesinato de los revolucionarios comunistas Rosa Luxemburgo y  Karl Liebknecht.

En enero de 1919, Rosa participó en una huelga general en Berlín, con la intención de seguir los pasos del pueblo ruso y llevar a cabo una Revolución socialista. Sin embargo, los participantes del llamado “Levantamiento Espartaquista”, fueron reprimidos. Un 15 de enero de 1918, soldados de los  Cuerpos Francos de Berlín, dirigidos por el gobierno socialdemócrta que surgió tras la abdicación del emperador Guillermo II,  detuvieron a  Rosa y Karl. Posteriormente fueron  torturados y asesinados.

Rosa y Karl  habían fundado el Partido Comunista de Alemania (KPD), aún proscrito en la actualidad, y su intento revolucionario fue aplastado por las  fuerzas conservadoras que movilizaron al Ejército y a los denominados Freikorps (milicias paramilitares derechistas).

Este doble asesinato selló la ruptura entre socialdemócratas (SPD) y comunistas, y facilitó el caos que llevó al advenimiento del nazismo en 1933. Hoy en día, la izquierda alemana advierte sobre la necesidad de continuar luchando, como lo hicieron estos dos grandes revolucionarios, por  “la paz y la solidaridad internacional, contra la explotación, contra el desmantelamiento de los derechos democráticos y el aumento de los peligros fascistas”.

“Mañana la revolución se levantará vibrante y anunciará con su fanfarria, para terror de ustedes: ¡Yo fui, yo soy y yo seré!”, fueron algunas de las últimas palabras que la revolucionaria escribió en sus textos. De ella es la frase ¡Socialismo o Barbarie!

 

En Libertad los dirigentes de FALPO detenidos en República Dominicana

falpo

Dr. Manuel María Mercedes, presidente de la CNDH-RD

( Redacción Internacional Guevarista) Gracias a la movilización popular y a la gestión y exigencia de varias organizaciones sociales, entre ellas la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD), se produjo el jueves la libertad inmediata sin cargos para los dirigentes del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO) detenidos el 8 de enero en República Dominicana  por haber lanzado  excrementos a la Suprema Corte de Justicia.

El FALPO y la  CNDH-RD, convocaron  el jueves a una movilización para la liberación de los jóvenes, en ocasión de la sentencia donde de iban a conocer las medidas cautelares.

El Dr. Manuel María Mercedes, presidente de la CNDH-RD y uno de los abogados del  grupo de 7 jovenes del FALPO,   aseguró que la condena solicitada por el Ministerio Publico no era procedente ya que la protesta de los jóvenes “puede definirse pacífica y que expresa sencillamente el verdadero sentimiento de rechazo del pueblo dominicano hacia el sistema de justicia imperante en nuestro país, así como indicado en las recientes encuestas”.

El Secretario General del Partido Comunista del Trabajo (PCT), Manuel Salazar señaló al respecto: “ Mi reconocimiento a la CNDR,  y a usted Manuel María,  presentes en todas las jornadas de luchas, y en esta por la libertad de los compañeros del FALPO, en varios frentes a la vez y en lugares diferentes y distantes del país. En todas las regiones y más de 100 municipios y distritos está la voz de la CNDH defendiendo al pueblo en las calles y en los tribunales. La CNDH es, sin dudas, un modelo singular de organización popular. La CNDH lucha por todos los intereses de los distintos sectores populares, sin que importe intereses políticos. Por eso, se ha ganado el respeto de un AMPLIO segmento del pueblo.Me siento muy honrado de ser uno de sus asesores y acompañantes en sus procesos institucionales internos, y de unidad y lucha con el pueblo”